Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
EMISIONES

Arranca la TV islámica en español

Una fundación saudí rigorista lanza Córdoba Televisión desde Madrid

Con las Navidades llegaron las televisiones islámicas. Dos canales vía satélite en español, uno iraní y otro saudí, van a empezar a emitir, mañana miércoles y el 1 de enero respectivamente, las 24 horas del día a través de los satélites Hispasat para España y América Latina, según fuentes del sector audiovisual.

Córdoba Televisión iniciará sus emisiones, el 1 de enero, desde las dos naves que adquirió en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Es propiedad de la Fundación para el Mensaje del Islam que preside el jeque saudí Abdulaziz al Fawzan y cuenta con el respaldo de la familia real saudí.

Su programación inicial, que se ampliará paulatinamente, será de ocho horas diarias, que se repetirá tres veces. Consistirá en reportajes, documentales y charlas relacionadas con la religión.

Mañana empieza a emitir el canal de Irán para España y Latinoamérica

Para elaborar esos programas los colaboradores del jeque han contratado a medio centenar de trabajadores, en su mayoría españoles conversos aunque también han fichado a golpe de talonario a algunos profesionales de Antena 3 y de Telecinco. Cuentan además con pequeños equipos en Argentina y Colombia porque es allí donde son más numerosas las minorías musulmanas en América Latina.

El jeque Al Fawzan lleva años dedicado a la difusión del wahabismo, el islam ultraconservador que rige en Arabia Saudí. Él mismo lanza sus soflamas en la televisión saudí Al Ikhtariya y en la emiratí Al Majd en las sostiene que hay que profesar un "odio positivo" hacia los cristianos y justifica la marginación de la mujer en su país.

Profesor de teología islámica en la Universidad Imán Mohamed Ibn Saud, es miembro del Comité de Supervisión de la Sharia (ley islámica), que se aplica en Arabia Saudí, y de la Comisión de Derechos Humanos, un organismo al servicio del régimen.

Al Fawzan anunció, a principio del año pasado en diversas webs islámicas, el lanzamiento de su televisión en español, a la que bautizó con el nombre de Córdoba porque fue la capital del Califato (siglos X y XI) instaurado en la Península Ibérica que los teólogos musulmanes añoran porque se corresponde con la época de mayor esplendor de su religión.

Córdoba Televisión debía salir al aire, bajo la dirección del marroquí Said Jedidi, en agosto pasado, pero conflictos personales y problemas burocráticos retrasaron su estreno cinco meses.

Hispan TV nace, en cambio, mañana con algo más un mes de retraso sobre la fecha anunciada. Es la televisión iraní desde Teherán, pero para el mundo hispano y en la que trabajan un puñado de periodistas españoles.

El eje de su programación, de 16 horas diarias -se ampliará a 24 a finales del invierno-, serán los informativos, en los que abundará la actualidad latinoamericana, pero el canal ofrecerá también películas y series iraníes dobladas al castellano, así como debates sobre cine, literatura y, por supuesto, religión. En Debate abierto se dará a conocer el islam chií que impera en Irán.

"Esta nueva cadena en español tendrá un papel fundamental a la hora de reflejar la legitimación ideológica de nuestro sistema [político] en el mundo", declaró, en octubre, Ezatollah Zarqami, presidente de IRIB, el ente que reagrupa a las televisiones públicas de Irán, las únicas que existen en el país. Hipan TV está integrada en IRIB.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de diciembre de 2011