Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El 'caso Palma Arena'

El bufete del duque de Palma, en el epicentro del 'caso Palau'

El despacho de abogados Bergós, que asesoró al duque de Palma, está en el epicentro del caso Palau. Tres de los miembros del bufete barcelonés han declarado como imputados por su presunta colaboración en el desfalco del Palau de la Música, la emblemática institución musical catalana. Los letrados elaboraron, presuntamente, facturas falsas para que el Palau eludiese una inspección de Hacienda. Esa ayuda facilitó que Fèlix Millet y Jordi Montull, responsables de la institución, se apropiaran de 35 millones de euros.

El bufete, especializado en derecho civil y mercantil, trabaja con empresas y entidades sin ánimo de lucro, como el instituto Nóos que dirigieron Iñaki Urdangarin y su mano derecha, Diego Torres. Urdangarin abandonó la entidad en 2006. Un año después, la Casa del Rey contactó con los expertos de Bergós, que propusieron englobar las actividades del duque en una fundación. Uno de sus miembros es Raimon Bergós, secretario general de la Coordinadora Catalana de Fundaciones.

Bergós es una de las personas que declararon como imputadas por el caso Palau en diciembre de 2009, dos años después del contacto de la Casa del Rey con el bufete. Profesor y conferenciante en universidades catalanas y en la escuela de negocios Esade -donde Diego Torres dio clases hasta que fue apartado a raíz del escándalo de Nóos-, Bergós fue secretario de la Fundació Orfeó Català. Fue destituido después de que este diario publicase una carta que remitió, en 2005, a Montull. En esa misiva, describía la estrategia que debían seguir los saqueadores confesos del Palau para ocultar a Hacienda "temas de imposible justificación fiscal".

Tres imputados

En su declaración como imputado por falsedad documental, Raimon Bergós -que también ejercía como asesor legal del Palau- negó haber confeccionado facturas falsas. Ha sido asesor jurídico del Fórum de las Culturas, celebrado en Barcelona en 2004; de la Organización de Consumidores y Usuarios de Cataluña y de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, el ente público que agrupa la radio y la televisión de la Generalitat.

El mismo día que declaró Raimon Bergós, también lo hizo como imputado -y por los mismos motivos- un compañero de su bufete: Santiago Llopart. En el caso Palau aparece un tercer miembro del despacho barcelonés, Edmundo Quintana. Economista de origen argentino, Quintana declaró como imputado el mes pasado por presunto fraude fiscal ligado, también, al Palau de la Música.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 18 de diciembre de 2011