Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La crisis golpea a las fundaciones

Cultura ha reducido su aportación a las entidades en un 42,5% entre 2008 y 2011

La crisis económica golpea a las fundaciones culturales andaluzas. La Consejería de Cultura ha disminuido sus aportaciones a estas entidades en los últimos años. Las cifras hablan por sí solas. La aportación de Cultura a las fundaciones fue en 2008 de 17,9 millones de euros. En 2009, pasó a 15,8 millones. En 2010 se redujo a 11,7 millones. Y en 2011 Cultura aportará 10,3 millones a las fundaciones. Entre 2008 y 2011 la reducción presupuestaria ha sido del 42,5%.

"El presupuesto de 2011 de la Consejería de Cultura se ha reducido un 22% respecto a 2010. Teniendo en cuenta esto, la reducción presupuestaria para fundaciones no es muy grande en 2011", señala el secretario general de Políticas Culturales, Bartolomé Ruiz. "Las fundaciones son instituciones culturales básicas para el estudio y la custodia de la obra de escritores y artistas y para el fomento de la creación", afirma Ruiz. Cultura ha perdido en dos años más del 40% de su presupuesto, que en 2011 asciende a casi 215 millones de euros.

"Aguantamos a unos niveles mínimos", dice el gerente de la Fernando Quiñones

La Rodríguez-Acosta contaba con 18 empleados en 2007 y ahora tiene cinco

Algunas fundaciones consultadas por este diario señalan las dificultades que atraviesan debido a la reducción de la financiación de Cultura y otras instituciones. Mauro Quiñones, gerente de la Fundación Fernando Quiñones (Chiclana, Cádiz) e hijo del escritor, destaca que las instituciones "han reducido su aportación". "Son momentos muy difíciles. Se han reducido las aportaciones de los Ayuntamientos de Chiclana y Cádiz, de la Diputación de Cádiz y de la Consejería de Cultura. Las reducciones empezaron en 2009. Ha sido una reducción de un 25% de todas las aportaciones de las instituciones. El presupuesto de la fundación en 2008 fue de algo más de 120.000 euros. El de 2011 ascenderá a 100.000 euros", relata Quiñones. La fundación cuenta con tres personas en plantilla.

"Los costes de infraestructuras han subido. Los políticos hacen lo que pueden pero no hay dinero. En 2008 hicimos el último congreso. Es una actividad cara. Hacemos conferencias y hemos tratado de salvaguardar la obra de Fernando Quiñones llevando lecturas a los centros educativos", agrega el gerente de la fundación.

"Llegará un momento en que se pedirá el presupuesto de 2012 y si es viable saldremos adelante. Si no es viable habrá que reconsiderar que la fundación siga adelante. Estamos en una casa-palacio del siglo XVIII. Es como el que tiene un Mercedes y no tiene dinero para gasolina. Si no hay un dinero que garantice la integridad del proyecto, si no se puede llevar de una forma digna, nos reuniremos los patronos y decidiremos si el proyecto es viable o no. Estamos aguantando a unos niveles mínimos. Si siguen bajando los ingresos va a ser imposible continuar con la labor", explica Quiñones. "Hacemos actividades culturales más modestas. Por ejemplo, lecturas en centros educativos de la bahía de Cádiz. En 2011, se hicieron ocho lecturas y en 2011 están previstas cinco. Tenemos talleres literarios que han reducido sus horas a la mitad", detalla Quiñones.

La Fundación Rodríguez-Acosta (Granada) también ve cómo la crisis reduce su actividad. Cristina Rodríguez-Acosta, secretaria general de la fundación y sobrina nieta del pintor José María Rodríguez-Acosta, afirma: "La crisis nos está afectando al 100%". "Se nos han caído casi todos los patrocinios de empresas. Se trata de empresas promotoras y que pivotan alrededor de la construcción. Desde 2009 han caído en más de un 90%. El presupuesto de 2011 va a ser mucho más reducido que en 2008. O eso o había que cerrar. Tenemos cinco personas de personal. Y llegamos a tener 18 en 2005, 2006 y 2007".

"Las instituciones públicas han reducido mucho el dinero. Ahora hacemos muchas menos actividades y procuramos hacer actividades que no nos cuesten dinero. En 2006 se hacían muchísimos conciertos y exposiciones, que eran costosas de transportar y montar. Si en 2006 se podían hacer ocho exposiciones, ahora hacemos una o dos. Ahora se busca más trabajar con artistas locales. Confío en que siga adelante la fundación", concluye Rodríguez-Acosta.

Fernando Domínguez, gerente de la Fundación Caballero Bonald (Jerez, Cádiz), afirma: "Las aportaciones se han reducido desde 2009. Algunas entidades han reducido su aportación un 33%. Por ejemplo, Cajasol y la Diputación de Cádiz han reducido un 33% su aportación en 2009. La Diputación de Cádiz aportó 10.000 euros en 2010 y Cajasol, 20.000 euros. El Ayuntamiento de Jerez aporta sueldos y mantenimiento. En la fundación trabajan seis personas", explica Domínguez.

El presupuesto de 2008 fue de 302.000 euros; en 2009 fue de 299.000, y en 2011 está aprobado en 296.000. "Estamos intentando mantener el nivel de programación a base de rentabilizar al máximo los recursos que tenemos. Pedimos a la gente que participa que comparta las dificultades reduciendo sus honorarios. Antes teníamos más libertad para poder atender algunos gastos que ahora tenemos que reducir. Los servicios de limpieza, que antes trabajaban todos los días, ahora lo hacen dos días a la semana", comenta el gerente de la fundación. "Tenemos actividad permanentemente: el congreso de otoño, un seminario una vez al mes, sesiones literarias, la edición de la revista Campo de Agramante, ediciones de actas del congreso, talleres...".

La Fundación Zenobia-Juan Ramón (Moguer, Huelva) es la que mejor capea el temporal. Antonio Ramírez Almansa, gerente de la fundación, señala que "las aportaciones de las instituciones se mantienen". "Somos un consorcio administrativo dependiente de la Junta y la Diputación de Huelva. Hemos notado la crisis en el turismo que suele visitar la casa. En dos años se han reducido los visitantes entre un 15% y un 20%. La fundación cuenta con ocho empleados. El presupuesto de 2011 asciende a 350.000 euros (un 75% lo aporta la Diputación y un 25%, la Consejería de Cultura). En 2008 el presupuesto fue de 342.000 euros. Entre 2009 y 2010 casi hemos triplicado las actividades: congresos, exposiciones, cursos, conferencias, presentaciones de libros, publicaciones...", concluye Ramírez Almansa.

Ritmo decreciente

- La Fundación Rafael Alberti recibió de Cultura 48.000 euros en 2009 y 30.000 euros en 2010. La aportación para 2011 es de 21.000 euros.

- Cultura financió con 70.000 euros a la Fundación Francisco Ayala en 2009 y con 60.000 en 2010. Su aportación en 2011 será de 55.000 euros.

- La Fundación Fernando Quiñones recibió 21.000 euros de Cultura en 2009 y 15.000 euros en 2010. Esta cifra se ha reducido a 10.500 en 2011.

- Cultura aportó 43.125 euros a la Fundación María Zambrano en 2009 y 30.000 euros en 2010. En 2011 prevé entregar 21.000 euros.

- La Fundación José Manuel Caballero Bonald recibió 27.000 euros de Cultura en 2010. En 2011 recibirá 18.900.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de marzo de 2011

Más información