Selecciona Edición
Iniciar sesión
Reportaje:Diseño

Emisiones cero para elBulli

Enric Ruiz-Geli diseña para Ferran Adrià un entorno ecológico

Puede decirse que los ha unido el nitrógeno. Ferran Adrià lo utiliza en su innovadora cocina y Enric Ruiz-Geli lo usó como sofisticado sistema de refrigeración en una de las fachadas del futurista edificio Mediatic de Barcelona. Comparten pasión por la innovación, la experimentación y el uso de los avances tecnológicos. Ruiz-Geli (Figueres, 1968) está trabajando ahora en la reconversión de elBulli en una fundación que contará con espacios de investigación, de exposición y de divulgación. Para diseñarlo ha partido, como ya hace Adrià en su cocina, de las partículas a través de un complicado sistema de escaneado que permite obtener un mapa de moléculas en movimiento del aire y los objetos del solar de Cala Montjoi (Roses) en el que está el restaurante, a partir del cual ha diseñado las formas de los nuevos espacios.

Se trata de que todo el conjunto sea totalmente sostenible. Ruiz-Geli lo denomina smartgrid. "Esto quiere decir emisiones cero", explica. "El edificio Mediatic casi lo es, ahorra un 92% de energía, y en Europa hay solo tres edificios de emisiones cero", explica el arquitecto. "Lo novedoso es que aquí estamos planteando todo un territorio que será smartgrid. Los pabellones nuevos ya serán de emisiones cero, y lo viejo seguirá consumiendo energía exterior, pero que se producirá en el entorno. Generaremos energía eólica, fotovoltaica, geotérmica y todo ello se almacenará en unas baterías de hidrógeno que permitirán redistribuirla. Y con el agua igual, ya que habrá depósitos pluviales, generaremos agua marina, regeneraremos la capa freática y produciremos energía incluso de las algas. Las ciudades verdes tienen que ir por aquí".

Todo este proceso estará situado en el entorno de un parque natural protegido al que se busca respetar al máximo. Aunque para ello se utilizarán no los medios tradicionales, sino la más sofisticada tecnología al servicio de la ecología. "El objetivo es hacer una arquitectura empática con la tierra", añade el arquitecto. "En España tenemos una gran dependencia del gas de Argelia o del contrato nuclear con Francia, pero todo esto es geopolítica, depende de relaciones muy frágiles, centralizadas. Además, al estar muy subvencionada, no tenemos conciencia del coste real de la energía ni del daño que estamos haciendo así al planeta. La sostenibilidad es muy cara, es cierto, pero es una inversión en conciencia".

Según Ruiz-Geli, "tenemos que pasar de la geopolítica a la política de la biosfera. Jeremy Rifkin habla en su último libro de la civilización empática, del conocimiento, que producirá un nuevo humanismo. Aquí buscamos una arquitectura empática, que la arquitectura deje de ser el problema para comenzar a ser la solución". En este sentido, explica que la fundación que promueve Adrià va en dos direcciones. La innovación, el resultado de la investigación, se cuelga libremente en Internet, pero en cambio la energía no se recoge de ninguna red sino que es cerrada: "Me conecto a Internet no para bajar cosas, sino para subir conocimiento, y en cambio en el aspecto energético soy autónomo".

El renovado elBulli, que previsiblemente estará en funcionamiento en 2014, se presentará de manera amplia en el congreso gastronómico Madrid Fusión, a finales de enero. Ferran Adrià se muestra "muy ilusionado con este proyecto de innovación y sostenibilidad". "La fundación llevará a cabo un trabajo creativo en el que todas las disciplinas pueden hacer aportaciones. También es un proyecto muy social", dice el cocinero. "Quiero devolverle a la sociedad lo mucho que he recibido a través de lo que sé hacer, que es trabajar la innovación".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de enero de 2011