Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:Gastronomía

El planeta es su gran despensa

Nace una nueva raza de 'gourmets': los cazadores de novedades culinarias

"Me llamo Asier. Soy de Bilbao. Estoy en Japón y os voy a enseñar cómo se come un onigiri". El bloguero da instrucciones (sí, hacen falta) en un vídeo para desenvolver el primoroso y aséptico empaquetado de un bocata nipón, con arroz, alga nori y atún. En otros post explica aperitivos como surimi con patata y sésamo; somen (espaguetis) de colores; nata de coco "para comer sola o acompañar macedonias de frutas", o un yogur de soja fonshu, "alimentos para uso específico de salud que se usan desde los años ochenta".

Aprender de los productos, ingredientes, envases, formas de cocinar.... Bares, restaurantes, mercados populares, grandes y pequeñas superficies, casas de la gente... Todo vale como escenario de investigación para un trotamundos "cazador de tendencias alimentarias", que protagoniza el proyecto divulgativo Food Trend Trotters (www.foodtrendtrotters.com), "la vuelta al mundo de los alimentos". Con fotos y vídeos, las catas de cada producto incluyen impresiones espontáneas y análisis sensorial, especificaciones técnicas, precios... El viaje aparece paso a paso en la web y en las redes sociales (Facebook, Twitter), donde se comunica con los internautas.

Tras pasar dos meses en Japón (Tokio, Osaka, Kioto, Nagoya, Hiroshima y zonas rurales), donde aterrizó hace unos días, el cazacomidas volará a Estados Unidos, con escalas en San Francisco, Seattle, Portland, Chicago, Washington y Nueva York. La selección no fue al azar. Eligió Estados Unidos, "por su carácter multicultural y global" y ser "el país más representativo de una sociedad consumista". No se toma como referente de cultura gastronómica, pero sí Japón: "El país de la innovación en alimentación por excelencia". Y para romper la barrera idiomática, hay que hacer trabajo de campo. "No todo está en Internet, tienes que ir a la tienda a encontrarlo", dice Asier López, ingeniero industrial de 33 años y desarrollador de "la inteligencia competitiva de las empresas a pie de calle". Precisamente su capacidad para emprender nuevos proyectos en contacto con usuarios y su experiencia como "viajero infatigable" le hizo ser elegido por los promotores del Food Trend Trotters: el centro de investigación AZTI-Tecnalia y Mondragon Innovation & Knowledge (MIK), con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), el IRTA y el Basque Culinary Center.

"Me sorprende la cantidad y variedad de comida precocinada que voy encontrando. Aquí es posible conseguir comida rápida sana y buena. Se considera como algo de calidad y ponen mucho empeño en el empaquetado", comenta, por correo electrónico, el cazador de tendencias entusiasmado con los abrefáciles y "la genialidad de los envases". Además de escanear un supermercado pudo espiar los hábitos de comida de una familia y una amiga le enseñó a elaborar giozas (empanadillas). Las ventajas del couchsourfing: tras la comida, el sofá.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de octubre de 2010