ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

viernes, 28 de mayo de 2010

El CNI vuelve a Cuba al año de la expulsión de todos sus agentes

El director del servicio secreto pactó el regreso en un viaje a La Habana

Un año después de la salida de todos sus agentes, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) vuelve a estar presente en Cuba. Desde hace pocos días, el servicio secreto español cuenta con un representante oficial en La Habana y lo lógico sería que se le sumara en breve un ayudante. En cualquier caso, la nueva delegación del CNI será más reducida que la que tenía en mayo de 2009, integrada por cuatro agentes, cuando tuvo que abandonar la isla.

Las condiciones del regreso las pactó el director del CNI, el general Félix Sanz, durante un viaje que hizo a La Habana en noviembre pasado. Aunque las autoridades cubanas concedieron el plácet para los dos agentes hace más de cinco meses, la puesta en práctica del acuerdo se ha ido demorando.

Zapatero tratará la situación de la isla en su visita al Vaticano el día 10

El origen de la crisis que ahora se ha cerrado está en la detención del empresario Conrado Hernández, representante en la isla del Gobierno vasco, cuando se disponía a volar a Bilbao el 14 de febrero de 2009. Hernández mantenía una estrecha amistad con los entonces vicepresidente y ministro de Asuntos Exteriores cubanos, Carlos Lage y Felipe Pérez Roque, que fueron defenestrados el 2 de marzo. El presidente cubano, Raúl Castro, aseguró en un vídeo que el empresario informaba al CNI de cómo pensaban y actuaban altos cargos del régimen.

Pese a negar estas acusaciones, el servicio secreto optó por retirar temporalmente a la mayoría de sus agentes en La Habana. La medida no sirvió, sin embargo, para relajar la tensión y la retirada temporal acabó convirtiéndose en una evacuación permanente.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, se negó a aplicar medidas de retorsión sobre los espías cubanos adscritos a su Embajada en Madrid, por lo que se abrió un largo paréntesis de ausencia del centro de inteligencia español en la isla que sólo ahora se ha cerrado.

Los espías relevados regresaron discretamente a Cuba tras la visita del general Sanz para recoger sus pertenencias de las casas que tuvieron que abandonar precipitadamente y cuyo alquiler se siguió pagando. El nuevo representante del servicio secreto español, que no formaba parte del anterior equipo, ha recibido instrucciones de mantener un "perfil bajo".

El regreso del CNI a Cuba coincide con el inicio de un inédito diálogo entre el régimen y la jerarquía de la Iglesia católica, encabezada por el arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, que podría conducir a la liberación -o, al menos, la mejora en las condiciones de reclusión- de algunos de los 200 presos de conciencia. La situación de los derechos humanos en Cuba será abordada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero el próximo día 10 durante su visita al Vaticano, donde será recibido por el papa Benedicto XVI y por el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone.

Félix Sanz, director del CNI.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana