Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

100 pequeñas editoriales se dan cita en Punta Umbría

Un grupo de valencianos llenó globos con papeles repletos de palabras. Con las palabras se formaron versos. Este happening fue parte ayer del XVII Encuentro Internacional de Editores Independientes (Edita), que reunió a más de 100 participantes en Punta Umbría (Huelva) desde el pasado jueves hasta la madrugada de hoy.

El récord de participantes y, sobre todo, la satisfacción manifiesta de los editores, que han viajado desde México, Portugal, Brasil o Colombia, fueron las notas dominantes de un festival en el que, según su director, Uberto Stabile, "primó la cooperación sobre la competencia, la democracia cultural sobre las superventas". Punta Umbría se convirtió en un mosaico de iniciativas en el que brillaron nombres tan diversos como las editoriales Elementocero, Isla Varia o El Cangrejo Pistolero.

El Teatro del Mar, sede del festival onubense, fue, durante tres días y tres noches, una biblioteca gigante, con un trasiego continuo de invitados que compartían páginas, aficiones y risas. Y también pasaron por allí vecinos y curiosos, que contemplaron algunas de las actividades.

Las funciones tuvieron como objeto la creación, ya fuera en formato tradicional, en poemas visuales o en performances. Todos parecían divertirse entre los más de 50 mostradores distribuidos en el vestíbulo, donde se escuchó, a partes iguales, español y portugués.

Y dentro, en el escenario, más de 60 ponencias, 30 recitales, 15 performances y dos microconciertos. Antonio Gómez, uno de los artistas más veteranos, asistió al primer encuentro hace 17 años. "Entonces éramos cuatro zumbados; ahora somos 150 profesionales", contó entre risas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 2010