Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:MÚSICA

Misantropía pop

Stephin Merritt, de The Magnetic Fields, es un tipo arisco, pero ha escrito algunas de las mejores canciones de amor de su época. Realism, su noveno álbum, prueba que con los años hasta lo bueno se acentúa.

The Magnetic Fields es un nombre clave para entender el indie americano desde principio de los noventa, aunque sólo sea uno de los muchos proyectos de Stephin Merritt (Canadá, 1966). Compositor y letrista de ingenio inconmensurable y amante del pop en toda su extensión, alcanzó su cénit de popularidad con 69 love songs, un triple disco sobre el amor. Diez años después, hablamos por teléfono sobre Realism, el noveno álbum del grupo que le da el sustento necesario para hacer musicales underground, audiolibros infantiles y, en resumen, lo que le dé la gana.

EP3. ¿Un neoyorquino de pro como usted viviendo en Los Ángeles?

Stephin Merrit. Tengo un apartamento en Nueva York y una casa en Los Ángeles. Quiero hacer un musical de Hollywood.

"Me interesa el pop comercial hasta 1986. Llegó el 'sampler' y murió el sintetizador"

EP3. ¿Suele ir a la playa?

S. M. Una vez fui. Es menos interesante que un cementerio.

EP3. He oído que en Los Ángeles te atacan los gatos monteses cuando haces jogging.

S. M. No lo había oído. Será por eso que hago bien al no salir a correr solo por las montañas.

EP3. ¿Por qué siempre escoge el concepto antes de hacer un disco?

S. M. Necesito tener alguna idea sobre lo que estamos haciendo.

EP3. ¿Qué es ese ruido de fondo? Parece que esté cortando zanahorias.

S. M. Creo que es mi asistenta en la otra habitación. Está martilleando algo.

EP3. ¿Es Realism un resumen del sonido de Magnetic Fields?

S. M. Cuando escuché Westing (by Musket and Sextant), de Pavement, me encantó su variedad. No fue hasta años después de haber estado tremendamente influido por ese concepto cuando descubrí que en realidad era un recopilatorio. Me sigue gustando que mis discos lo parezcan.

EP3. ¿Alguna vez ha pensado en contratar a un productor de alto nivel?

S. M. No, nunca lo haría. ¿Para qué? Ya sé conseguir solo los sonidos que quiero.

EP3. ¿Está en contra de la música pop sobreproducida?

S. M. No, me encanta. Lexicon of love, de ABC, el álbum más sobreproducido de la historia, es uno de los mejores discos de los ochenta. A mí me interesa el pop comercial hasta 1986, cuando se publicó Psychocandy, de Jesus & Mary Chain. Ése fue el fin. La tecnología dejó de cambiar. Cuando llegó el sampler los sintetizadores murieron.

EP3. ¿Qué opina de quienes creen que Animal Collective hace algo nuevo?

S. M. Que se trata, generalmente, de gente demasiado joven para haber conocido las cosas cuando eran realmente nuevas.

EP3. Dice que sus canciones no son autobiográficas. ¿De dónde provienen?

S. M. De otras canciones, y éstas probablemente sean copias de otras. La música no tiene por qué representar a uno mismo.

EP3. ¿Le asusta hacerse viejo?

S. M. No. Soy bastante viejo y nada terrible me ha ocurrido. Acabo de leer una antología de historias de terror americanas y me he dado cuenta de que en los primeros 150 años todas trataban sobre morir solo y sin amor. En las recientes, en cambio, el terror lo representa siempre algo desconocido. A mí me aterra el dolor, pero el budismo me entrenó para no tomarme mis propias emociones en serio.

EP3. John Waters dijo una vez que las únicas ventajas de ser gay eran que no había que hacer la mili ni casarse.

S. M. Si existe el matrimonio heterosexual no veo por qué no puede existir el homosexual. En España es legal y todavía no ha causado el colapso de la civilización, ¿o sí? Pero esto no me hace sentir más simpatía hacia el concepto. Creo que la gente debería poder adecuarse a su situación sin que la aceptación de otros fuera necesaria.

EP3. ¿No le molesta que tras la publicación de 69 love songs la gente pareciera ignorar sus discos sólo porque no eran triples?

S. M. No. La gente ya había ignorado todos mis discos anteriores.

EP3. Nunca había escrito sobre la Navidad y ahora pone Santa Claus y árboles por todos lados. ¿Qué está pasando?

S. M. Odio la Navidad, pero me doy cuenta del valor de tener un catálogo de canciones navideñas. Muchos grupos tienen canciones estacionales. Abba tenía Happy new year. Pero pocos tienen una canción sobre el día de San Patricio, como yo.

EP3. ¿Es feliz ahora mismo?

S. M. No.

Realism está editado en Warner.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de febrero de 2010