Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
AFICIONES

Los dibujantes reporteros se reúnen en Urban Sketchers

El barcelonés Gabriel Campanario creó este sitio colectivo para exponer las ilustraciones urbanas

Mostrar el mundo, dibujo a dibujo, es uno de los propósitos de Urban Sketchers, una comunidad de más de 100 artistas reporteros repartidos por todos los continentes que publican en Internet alrededor de 300 dibujos al mes.

"Urban Sketchers no ha descubierto nada nuevo. Pintores y arquitectos siempre han practicado este tipo de dibujo, pero se ha convertido en un punto de encuentro para una comunidad que todavía se estaba abriendo hueco en Internet", dice Gabriel Campanario (Barcelona, 1969), un periodista e ilustrador que trabaja en el periódico The Seattle Times y que fundó en 2008 la página colectiva de dibujantes.

La afición de Campanario también se ha convertido en una forma de ganarse la vida. "Hace un año que publico mi blog en Seattle Sketcher en el diario y, desde abril del año pasado, los sábados escribo una columna con una ilustración que se publica en la portada de la edición local".

"A mediados del 2008 me empezó a rondar por la cabeza la idea de agrupar en un blog colectivo a los dibujantes urbanos que había conocido a través de Internet. En lugar de ir de blog en blog para ver los dibujos de sus ciudades, me atraía la idea de ver todas esas ciudades a la vez en un mismo blog. Escribí a una docena de dibujantes y en cuestión de un par de semanas ya había reclutado a unos treinta y así es como lanzamos el sitio. Desde entonces hemos seguido añadiendo corresponsales hasta llegar a un centenar. La voz se ha corrido rápidamente y en tan sólo un año hemos rebasado el millón de visitas".

Una pasada por el blog te permite viajar de Tokio a Lisboa o de Barcelona a Johannesburgo a través de los dibujos.

El ilustrador Miguel Herranz (Madrid, 1960) vive en Bolonia desde 2001 y publica al menos un par de dibujos al mes en Urban Sketchers. "Me parece una experiencia fantástica no sólo por el hecho de ponerte en relación con dibujantes de todo el mundo y con su trabajo. En mi caso, además, me ha hecho cambiar mi modo de usar los cuadernos que antes era anárquico, desordenado y carente de objetivos concretos".

El arquitecto portugués Pedro Cabral (Lisboa, 1954) considera que "los mejores momentos para dibujar se producen en los viajes, en un ambiente que se descubre o, en casa, por la noche, recordando los lugares por los que has pasado". A su juicio, el blog colectivo es " un mundo que está siempre disponible para nuestro disfrute y para el aprendizaje. Más que un libro o una revista es una verdadera biblioteca, con la ventaja de ser mucho más personal".

El dibujo tiene mucho que ver con el diseño de jardines públicos, la profesión de Xuan Martínez (Gijón, 1959), un ingeniero agrícola que es el jefe de parques y jardines del Ayuntamiento de Gijón.

En sus ratos libres, animado por Campanario en el curso de verano 'De vuelta con el cuaderno' de la Universidad de Zaragoza, realizado en Jaca en septiembre del año pasado, se encarga de Urban Sketchers Spain, la sección española del blog de dibujantes. "Está siendo un éxito. Lleva apenas dos meses y medio funcionando y somos 36 autores publicando. El nivel es muy alto, al igual que el número de visitas, que se va incrementando. Entre los autores hay profesionales del dibujo, del diseño, de la arquitectura, y simples aficionados que cada uno con su estilo particular aportan al blog una crónica diaria de lo que ven a su alrededor. A veces cosas tan simples como la mesa del desayuno, o escenas urbanas de lo mas variopinto", explica el paisajista que dibuja por placer desde hace muchos años. "En el dibujo al aire libre uso fundamentalmente libretas de pequeño tamaño para poder transportarlas, lápiz, rotuladores finos y acuarela".

En sus bolsillos nunca faltan libreta y lápiz. Invierten alrededor de tres minutos en hacer un boceto rápido. Un dibujo más meticuloso y preciso les cuesta entre 20 y 30 minutos. Luego, digitalizan las imágenes para compartirlas en Intenet, sin manipularlas salvo para bajar el 'peso' del archivo y algún pequeño ajuste de contraste.

Cuadernos para YouTube

Algunos, como es el caso de Miguel Herranz, cuando terminan una libreta la filman y mandan el archivo de vídeo a YouTube. Al fin y al cabo se trata de compartir los viajes, en la propia ciudad o en cualquier otra porque, como dice Campanario, "gracias a Internet nuestros cuadernos de dibujo han dejado de ser algo privado. Ahora podemos dejar que el mundo los mire y ofrezca su opinión".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de enero de 2010