Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La mirada y la sensibilidad

Una muestra fotográfica recorre en Almería 70 años de la historia de España

El más profundo, serio y espectacular recorrido por la historia de la fotografía española llega por primera vez a Andalucía con la Colección Alcobendas. El Centro Andaluz de la Fotografía exhibe en Almería hasta el próximo 7 de febrero una cuidada selección de estos fondos que, a través de 150 imágenes en las que están representadas todas las tendencias, ofrece una referencia visual de los últimos 70 años de historia.

Tradición y vanguardia conviven así en perfecta armonía en una muestra que reúne a 58 de los mejores autores españoles, desde los históricos Francesc Catalá o Carlos Pérez Siquier, hasta los más actuales, como José Manuel Ballester, pasando por todos los premios nacionales de fotografía a excepción del último galardonado por el Ministerio de Cultura, el cordobés Gervasio Sánchez.

La exposición presenta 150 imágenes de 58 autores

"La colección no es una acumulación de piezas, es una creación que permite entender todo lo que ha pasado en España en los últimos 70 años", explica José María Díaz-Maroto, comisario de una exposición que parte de la imagen Bajo la lluvia, captada en Portugal en 1939 por Nicolás Muller, para finalizar en la particular interpretación de la tradición que se desprende de la serie Y fueron felices, firmada por el rondeño Carlos Aires, cuyo trabajo ha sido uno de los últimos en incorporarse a los fondos de la que es considerada la colección "más representativa" de la fotografía española, en palabras del director del CAF, Pablo Juliá.

El espacio entre la "oscuridad y la tristeza" de la fotografía de los cuarenta representada por Muller y el "desparpajo y la provocación" del trabajo del rondeño lo llenan decenas de imágenes en las que tienen cabida desde el documentalismo y el paisaje, hasta la abstracción y la arquitectura, sin olvidar la experimentación, de la que surgen piezas como Googlegrama, en la que Joan Fontcuberta construye la fachada de Auschwitz mediante 10.000 imágenes de Internet seleccionadas tras introducir en buscadores palabras como destino, memoria y barbarie.

A pocos metros de este enorme mosaico digital, la palabra memoria cobra nuevamente sentido ante la imagen de Enrique Tierno Galván y Susana Estrada que Marisa Flórez captó durante la entrega de premios del diario Pueblo en 1978, que comparte espacio con las coloristas obras de Ouka Leele, dando así cuenta de la "enorme diversidad" de esta muestra.

"La mayoría de autores, sobre todo en los últimos años, entienden su trabajo como un arte final, lo que deriva en una gran variedad de formatos", explica el comisario de esta exposición del Ayuntamiento de Alcobendas (Madrid), que se articula en siete completas secciones que aglutinan las obras más provocadoras, el reportaje clásico, la investigación, la fotografía de tendencia intimista, el paisaje, el retrato o las imágenes de grandes maestros de este arte como Chema Madoz, Alberto García-Alix, con su Espacio muerto con zapatos, o el propio Carlos Pérez Siquier, del que se exhiben dos fotografías.

"Es una exposición realmente variada", aplaude Pérez Siquier mientras recorre una muestra que deja patente el profundo cambio operado por la fotografía en la era digital. "Ha sido una transformación a pasos agigantados que puede llevarnos al empacho", reflexiona el fotógrafo almeriense antes de reivindicar el papel de los profesionales. "Hay que estar muy atento para no perder de vista que es la mirada y la sensibilidad del fotógrafo y no la técnica la que, en fotografía, dice la última palabra", afirma el autor que obtuvo en 2003 el Premio Nacional de Fotografía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de diciembre de 2009