Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un mafioso ruso pide anular escuchas del Sitel con los argumentos del PP

El letrado presentó la solicitud después de que Pons abriese la polémica

A la mafia rusa tampoco le gusta que la escuchen con Sitel. El abogado de Gennadiy Petrov, supuesto dirigente de la organización criminal rusa Tambóvskaya, ha reclamado al juez Baltasar Garzón "la nulidad radical" de las investigaciones policiales contra su cliente porque para interceptar las comunicaciones telefónicas se ha utilizado el avanzado sistema de escuchas Sitel (Sistema Integrado de Interceptación de Comunicaciones). El letrado utiliza los mismos argumentos que el PP para cuestionar este método: que registra más datos que las meras conversaciones telefónicas y que vulnera derechos fundamentales. De hecho, presentó su escrito tras levantarse la polémica porque, entiende, el asunto "en este momento deviene de especial relevancia".

Las grabaciones al jefe de la mafia rusa en España duraron 60 días

El abogado afirma que se han vulnerado derechos fundamentales

Las escuchas telefónicas ejecutadas con Sitel, con autorización del juez Baltasar Garzón, son la clave en la investigación sobre Petrov, considerado el máximo capo de la mafia rusa en España y que permanece en prisión desde junio de 2008, acusado de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación documental y delitos contra la Hacienda Pública.

Durante al menos 60 días, la Guardia Civil le estuvo escuchando. Petrov impartió por teléfono órdenes precisas a sus testaferros para operaciones comerciales dentro y fuera de Rusia: búsqueda de una solución para sacar el dinero de unos iraníes que estaba bloqueado en EE UU; compras de oro para 300 joyerías; adquisición de un centro comercial, obligando a sus dueños a negociar bajo extorsión; gestiones para sobornar a policías y para recuperar deudas impagadas... Incluso autorizó palizas y asesinatos, según consta en las investigaciones.

Su letrado, al rebufo de la polvareda levantada por el PP sobre la supuesta ilegalidad de Sitel (pese a dos sentencias del Tribunal Supremo que avalan la constitucionalidad y legalidad del sistema), ha pedido ahora anular todas esas escuchas.

El abogado Gustavo López-Muñoz y Larraz subraya que "en este momento deviene de especial relevancia" el que durante las escuchas se haya utilizado Sitel que, argumenta, "comprende mucho más que la simple escucha de las conversaciones telefónicas intervenidas, ya que también entraña la intervención de mensajes SMS, faxes, emails de Internet, etcétera".

Añade que se ha escuchado "a particulares que, en este caso concreto, no fueron expresamente comprendidos ni motivadamente razonada su necesidad y proporcionalidad en las autorizaciones judiciales de intervención de las comunicaciones, tal y como exige la jurisprudencia más reciente en la materia sobre la utilización de Sitel".

Estas razones que alega Petrov vienen recogidas exactamente en el argumentario del PP sobre Sitel que el pasado día 5 -antes de la petición del abogado, que se concretó el 9 de noviembre- el partido colgó en su web. Incluso el responsable de Comunicación del PP, Esteban González Pons, había sugerido en varios medios de comunicación que las escuchas hechas con Sitel podrían anular muchas actuaciones judiciales. Primero fue Batasuna la que recogió el guante, y prepara un recurso para intentar liberar a Arnaldo Otegi. Ahora se suma un jefe de la mafia rusa como Petrov, al que se vincula con altos cargos del partido de Vladimir Putin.

El letrado explica cómo los investigadores han ido enviando quincenalmente al juez "informes sobre escuchas", pero concluye que todas "las intervenciones telefónicas, sin expresa autorización judicial, mediante Sitel, han de ser anuladas".

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 2009