Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teófila no quiere ver desnudos

El Ayuntamiento de Cádiz suprime el naturismo playero

Se acabó la práctica del naturismo en las playas de Cádiz. El Consistorio, gobernado por el Partido Popular, ha decidido erradicarla. Y la Policía Local ya informa a los bañistas de que pueden ser sancionados si se desnudan.

La Federación Nacional de Asociaciones Nudistas ha anunciado que emprenderá acciones legales contra el Ayuntamiento de Cádiz que impide, desde el pasado fin de semana, la práctica del naturismo en todas las playas de la ciudad.

El gobierno de Teófila Martínez (PP) ya aprobó una ordenanza que prohíbe el desnudo integral. Quien incumpla esta norma se enfrenta a una sanción de 750 euros. Con ello pretenden erradicar una costumbre arraigada en los últimos años. Los practicantes del nudismo habían venido ocupando la playa de Cortadura, en las afueras del casco urbano, a pesar de que no se trataba de una zona formalmente acotada para ello.

La Federación de Nudistas llevará la decisión a los tribunales

Desde del pasado fin de semana, la Policía Local ha venido "informando" a los nudistas de la prohibición vigente, lo que ha despertado el malestar de los practicantes y el anuncio de acciones por parte de la asociación nacional que los representa. El presidente de la Federación de Nudistas de España, Ismael Osorio, aseguró ayer que el Ayuntamiento "no puede imponer una norma como ésta". La federación recordó que el nudismo es una actividad arraigada, fundamentalmente, en turistas de alto poder adquisitivo por lo que su ordenación "puede convertirse en una importante fuente de ingresos, ya que mueve en torno a unos 20 millones de europeos".

Contra este criterio, el Ayuntamiento de Cádiz defiende que la ciudad cuenta con playas de carácter "familiar", por lo que el nudismo "no debe ser permitido". La argumentación fue rebatida ayer por la federación de naturistas, para la que "una familia no deja de serlo por estar desnuda".

La organización ha dado un plazo de 30 días al Consistorio para que corrigiese la situación o, en caso contrario, actuará legalmente contra esta medida. La alcaldesa, Teófila Martínez, insistió ayer en que "obligatoriamente no tiene por qué haber una zona para practicar el nudismo" y se defendió de las críticas de la federación afirmando que "no hemos cometido ningún crimen".

No es la primera vez que el Partido Popular elimina una zona nudista del litoral de la Bahía de Cádiz. Tras su llegada al gobierno de El Puerto de Santa María, el alcalde popular, Enrique Moresco, suprimió, también en "defensa de la familia", la playa naturista acotada por el anterior gobierno local en la zona litoral de Levante, la única playa virgen que queda en toda la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de agosto de 2009