Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La sentencia del Yak-42

Trillo evita asumir responsabilidades y Rajoy decide no reclamarle ninguna

El PP interioriza que el líder no tocará a nadie de quienes le apoyaron tras su derrota

Casi cuatro meses estuvo Federico Trillo esquivando a los periodistas para evitar responder a ninguna pregunta sobre el Yak-42. Hasta el punto de que el PP se ha quedado prácticamente sin portavoz de Justicia, su cargo en el partido, ya que el veterano diputado no puede hablar en ningún sitio para evitar que los periodistas quieran saber si va a asumir responsabilidades políticas.

Y el día que llegó la sentencia, Trillo volvió a escapar de los periodistas a los que sí buscó cuando quería denunciar algún escándalo del PSOE o pedir la dimisión de Mariano Fernández Bermejo por participar en una cacería con el juez Baltasar Garzón.

Ni una sola pregunta aceptó ayer el ex ministro de Defensa después de leer un comunicado en el que deja claro que no piensa asumir ninguna responsabilidad política por el hecho de que uno de sus subordinados haya sido condenado a tres años de cárcel. "Tengo que respetar la sentencia, pero no compartirla", aseguró.

"Tengo que respetar la sentencia pero no compartirla", dice el ex ministro

Después de esta declaración, en la que Trillo aseguró que siempre ha respetado a las víctimas y pidió perdón por los errores, el ex ministro rehuyó de nuevo a la prensa en el Congreso, donde acudió a votar y recibió algunos abucheos de la bancada socialista. Soraya Sáenz de Santamaría, gran aval de Trillo, llegó incluso a suspender su habitual rueda de prensa de los martes. También huyó de la prensa Mariano Rajoy.

En el PP había ayer división de opiniones. Algunos creen que Trillo debería dejar la política tras esta sentencia de tres años de cárcel para un militar que estaba a sus órdenes. Otros dicen que el PP ya asumió esa responsabilidad con la derrota electoral. En cualquier caso todos asumen que Rajoy no reclamará nada a Trillo.

En el PP se ha extendido la idea de que el líder no va a pedir a nadie que dimita, y mucho menos si, como Trillo o Francisco Camps, le apoyaron tras su derrota electoral en 2008. De hecho, las únicas dimisiones por el caso Gürtel, señalan varios diputados, fueron forzadas por Esperanza Aguirre y no por Rajoy.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de mayo de 2009