Chrysler se alía con Fiat para sobrevivir tras suspender pagos

Chrysler, uno de los tres gigantes automovilísticos de EE UU, se declaró ayer en suspensión de pagos. El acuerdo de los acreedores y la alianza con Fiat evitarán la liquidación. El Tesoro estadounidense inyectará en la compañía 6.000 millones de euros. La decisión es, según el presidente Obama, "un paso para la resurrección de Chrysler".

MÁS INFORMACIÓN

* Este articulo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de mayo de 2009