ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 14 de enero de 2009

Un guardia dice que mató a su pareja por tener "estrés"

El acusado alega en la vista oral que dejó de medicarse y perdió el juicio

La relación entre Ignacio Javier L. B. y su pareja, Carmen P. era "muy buena", tal como la calificó él mismo ayer, año y medio después de matarla. "La quería mucho", añadió porque era una "buena mujer, limpia, trabajadora y buena compañera". Ahora, este teniente de la Guardia Civil en la reserva se enfrenta a los 14 años de cárcel que pide el fiscal por matar a Carmen el 17 de julio de 2007 en Vila-real, como él mismo reconoció ayer. Sin embargo, según dijo a los miembros del jurado que dictaminarán sobre su inocencia o culpabilidad, no recuerda ningún detalle de lo ocurrido aquel día. Lo que sí quiso explicar es que en la época en la que se produjo el crimen "estaba bajo medicación, tenía mucho estrés, mucha ansiedad y estaba en un estado de agitación muy alto". Además, relató que, días antes de matar a su pareja, dejó de tomar la medicación por recomendación de "algunos amigos", según dijo. Fue el hecho de haber dejado de tomar las pastillas prescritas lo que, a su entender, hizo que perdiera el juicio, se hallara "fuera de mí" y cometiera el crimen.

El acusado únicamente contestó a las preguntas del fiscal. Este, en su relato de los hechos, explicó que la víctima y su agresor iniciaron una discusión que fue subiendo de tono hasta que, con el propósito de acabar con la vida de la mujer, el acusado le propinó varios golpes en la cara que hicieron que ella sangrara por la nariz. Posteriormente la lanzó al suelo y se colocó a horcajadas sobre su tronco para impedir sus movimientos, le fracturó las costillas y le apretó fuertemente el cuello hasta que le produjo muerte por asfixia.

El acusado se aseó, se vistió y llamó por teléfono a la Policía Local de Vila-real. Después esperó, en su casa, la llegada de los agentes. Posteriormente acudieron agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que ayer testificaron que Ignacio Javier estaba "tranquilo" y que, en ningún momento se mostró "alterado ni nervioso".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana