Selecciona Edición
Iniciar sesión

La guerra del gas estrangula a Polonia, Hungría, Rumania y Bulgaria

La guerra del gas entre Rusia y Ucrania empieza a afectar ya en pleno invierno a varios países de la UE. Rumania, Bulgaria, Hungría y Polonia han visto reducido en las últimas horas el suministro ruso entre el 10% y el 30%.

Moscú cerró a Kiev el grifo del combustible el pasado 1 de enero por no pagar una deuda acumulada de 400 millones de euros y acusa a los ucranios de quedarse ilegalmente con parte del gas destinado a otros países europeos, lo que el Gobierno de Kiev niega rotundamente.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 2009