Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Carreras & capital humano

La revolución del 'networking'

A través de Internet, las redes sociales están transformando las relaciones profesionales

La humanidad está formada por más de 7.000 millones de personas repartidas en 198 países. Si bien existe una evidente distancia física, se suele afirmar que "el mundo es un pañuelo". Y lo cierto es que con el auge de las nuevas tecnologías esta afirmación es más cierta que nunca, sobre todo gracias a la red virtual creada por Internet.

De hecho, la consolidación de nuevas herramientas online está revolucionando la forma de interactuar de cada vez más seres humanos, tanto en el ámbito personal como en el profesional, que muchas veces están estrechamente relacionados. No en vano, "el arte de construir y cultivar vínculos personales de mutuo beneficio y de forma estratégica", un proceso más conocido como networking, "es clave para prosperar como profesional", afirma Pino Bethencourt, socia directora de Bethencourt Strategic Development, consultora especializada en optimizar resultados estratégicos.

Casi la mitad de las contrataciones se gestionan mediante redes 'online'

Ahora mismo, se calcula que 8 de cada 10 contratos firmados en España están avalados por algún miembro de la empresa, según la firma Teamlog Ibérica. Y no se trata de nepotismo. "Las propias compañías compiten por encontrar y fichar a los trabajadores con más talento mediante la red de contactos de sus empleados", añade Bethencourt, autora de El éxito en 6 cafés (Gestión 2000).

En los últimos años, se estima que casi la mitad de estas nuevas contrataciones se han gestionado íntegramente a través de Internet. "Aunque el networking que funciona se construye a través de la confianza creada mediante el contacto personal, las redes online facilitan y aceleran dichos encuentros físicos, aportando información objetiva sobre lo que la persona está haciendo en estos momentos", concluye esta experta.

Entre otras redes virtuales, destacan Small World (para ricos y famosos); Xing (para empresas y profesionales); Hi5 (para los más jóvenes); MySpace (para artistas); enEvolución (para colaboraciones profesionales) y Where are you know?, especialmente diseñada para viajeros y estudiantes de Erasmus.

Eso sí, por encima de todas ellas, la mirada de los expertos en networking se centra en los dos portales de más éxito del momento: Facebook y LinkedIn, con 110 millones y 30 millones de usuarios, respectivamente. Creada en 2004, Facebook es la herramienta social más utilizada por jóvenes y adultos, que ven en ella la posibilidad de contactar con viejos amigos, intercambiando fotos e información personal. Además, recientemente ha firmado un acuerdo con la compañía informática Teamlog Ibérica, por el que las empresas que lo deseen podrán dar a conocer sus ofertas de empleo mediante su red de empleados registrados en Facebook.

LinkedIn, por su parte, es una red profesional fundada en 2003, pero cuya consagración se ha producido este año: los últimos datos señalan que cada mes se registran una media de dos millones de profesionales, un boom que la ha convertido en "el google de los currículos". Uno de sus usuarios, Javier Zamora, director general de la compañía de domótica Eneolabs, asegura que esta herramienta "facilita enormemente organizar los contactos profesionales", lo que genera "muchísimas más opciones de dar el salto a nuevos empleos y empresas".

Este portal también se utiliza para "hacer o solicitar recomendaciones de otros profesionales", para "evaluar desde un prisma más objetivo la solidez de los diferentes sectores y empresas", así como "conseguir información de potenciales clientes con los que se quiere colaborar", señala Zamora. De ahí que se haya convertido en una herramienta muy utilizada por las empresas cazatalentos, especializadas en la búsqueda y selección de altos directivos y ejecutivos. En opinión de José María Añón, socio de Spencer Stuart, "para gozar de una carrera profesional dinámica, ya no queda más remedio que estar presente".

Facebook

- ¿Qué es y para qué sirve? Es una herramienta social que permite crear su propio perfil online, incluyendo fotos e información sobre su vida personal y profesional, facilitando el contacto con amigos y conocidos en cualquier parte del mundo.

- Usuarios en todo el mundo / en España. 110 millones / 1,4 millones

- ¿Cómo inscribirse? www.facebook.com

LinkedIn

- ¿Qué es y para qué sirve? Es una herramienta profesional que permite crear y difundir su propio currículo online, facilitando el contacto con colegas y compañeros de profesión, teniendo más opciones de dar el salto a nuevos empleos y empresas.

- Usuarios en todo el mundo / en España. 30 millones / 300.000

- ¿Cómo inscribirse? www.linkedin.com

¿Conectados o enchufados?

"Facebook y LinkedIn son herramientas neutras, pues la optimización o perversión de las relaciones derivadas de su uso dependen de cada usuario", afirma Carmina Crusafón, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), especializada en tecnología y comunicación social.

Por eso aconseja "ser consciente de las repercusiones que puede tener alguna información colgada en la red". Y añade: "Cada usuario debe tener muy clara la barrera entre lo público y lo privado, pues cuando estos dos ámbitos se mezclan a veces pueden surgir problemas".

Y no sólo eso. Crusafón reflexiona sobre un fenómeno muy extendido en la mayoría de grandes ciudades norteamericanas. "Allí cada vez más jóvenes y adultos viven enchufados a la ficción creada por la tecnología, lo que poco a poco va desconectándoles de la realidad", apunta.

"En las universidades, en los Starbucks e incluso en algunos bares de copas, se les ve sentados solos, con los auriculares puestos, supuestamente en contacto virtual con amigos virtuales por medio de sus ordenadores portátiles", explica la profesora.

De esta forma, "parecen más cerrados a establecer vínculos emocionales basados en la proximidad, que son los que permiten un verdadero conocimiento mutuo gracias a un intercambio que trasciende el mero lenguaje verbal".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de octubre de 2008

Más información