ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 22 de mayo de 2008
Los problemas de la educación

Los profesores de Primaria siguen más el paro que los de Secundaria

La mayoría de los padres apoyaron a los maestros y no llevaron a sus hijos a clase

Sentadas en corro, cuatro niñas juegan a las nueve de la mañana en el suelo del patio del colegio Ermita del Santo, en el distrito de Latina. La directora, Sara Ballesteros, se topa con ellas mientras revisa quién ha ido a clase y quién se ha quedado en casa en la segunda jornada de huelga de educación.

-Niñas, ¿vosotras con quién estáis? -les pregunta.

- ¡Con nadie! -gritan las cuatro a coro, con cara de felicidad.

Y la directora toma nota. Un instante después se choca con tres chavales que bajan atropelladamente las escaleras.

-¿Con qué profesor estáis? -les inquiere, boli en mano.

-¡Con ninguno! -responden, sin apenas atender.

"100 euros de descuento son muchos euros", dice una maestra "Hay un poco de desconcierto, falta unión", se queja un director de colegio

En este colegio reinaba ayer el jolgorio. Para cuidar del centenar de niños que acudieron en la segunda jornada de huelga de educación hubo 13 profesores, el 47% de la plantilla habitual. Lo que se tradujo en juegos, películas y patio y más patio. En el instituto Cardenal Cisneros, del distrito Centro, en cambio, faltaron apenas el 10% de los profesores y se dio el temario reglado. "Es normal, ¿no? Esto va más con la privatización de los colegios que de los institutos", razonó la jefa de estudios. Los sindicatos sostienen que tradicionalmente las huelgas de educación tienen más seguimiento en Primaria porque son centros más pequeños y el profesorado "lo vive más", según un portavoz de UGT. La privatización, aseguran, afecta a todos por igual.

En total, los sindicatos cifraron el seguimiento de la segunda huelga de educación en un 86%; el Gobierno regional, en un 29%. Los datos recabados por EL PAÍS a partir de nueve centros de educación de la capital señalan que el seguimiento de la huelga fue del 33%, aunque en los colegios fue algo más elevado (el 40%) que en los institutos.

Los datos de la anterior jornada de huelga, el 7 de mayo, apuntan a lo mismo. Mientras que los colegios que visitó EL PAÍS secundaron la huelga en un 70%, los institutos se quedaron en el 30%. En ese primer parón, Comisiones Obreras y UGT cifraron el seguimiento en un 83%, y el Gobierno regional en un 34%. No ofrecieron datos separados por tipo de centro educativo. Ayer tampoco, aunque ambos sindicatos aseguraron que en los centros de Secundaria el seguimiento subió. Según CC OO, en un 10%.

Cuando se trata de las 400 escuelas de infantil de la Comunidad, los sindicatos tiraron ayer la casa por la ventana. "Un seguimiento del 95%", dijo Comisiones. En la Puerta del Ángel, sin embargo, faltaron sólo cuatro profesores de 22. "La otra la hice, vaya si la hice. Pero, mira, que se mojen otros ahora", dice, indignada, Olga López, una de las profesoras. Se queja de la falta de solidaridad entre profesores. "Debiéramos faltar todos". Pero mienta además otro problema, que citaron ayer todos los maestros de los centros que visitó EL PAÍS: el dinero que les descuentan por ejercer el derecho a huelga. "100 euros son muchos", se repite en voz alta López.

La directora del colegio Fernández de Moratín (en Moncloa), María Ángeles González, cree que el perjuicio económico que sufre el huelguista es la causa principal de que, en su centro, de los 25 profesores hayan hecho huelga sólo 9. En la jornada anterior faltaron 14. "Se valen de que no podemos aguantar como antes, porque necesitamos mucho el dinero", asegura.

En otro colegio, el Goya (en Latina), Tomás está castigado. "Porque le he pegado a Omar", farfulla, entre dientes, con los codos pegados a la mesa. Su penitencia es rellenar un cuaderno, con dibujos y con letras. El niño es obediente y no se mueve del aula, con el trasero pegado a la silla. Pero bien podría escapar corriendo al patio porque está solo. En su colegio siguen la huelga 7 de los 17 profesores. En la jornada anterior no fueron 9. La explicación del director, Luis de la Hera, de que esta vez haya menos seguimiento estriba en la falta de entendimiento entre los sindicatos. "Hay un poco de desconcierto. Cuando falla la unión...", lamenta, mientras muestra las aulas vacías de infantil. De las Heras está de servicios mínimos, pero si pudiera, también haría la huelga. "Sobre todo por motivos económicos".

Ayer, de nuevo, los padres respondieron a la demanda de los profesores. De todos los centros que visitó EL PAÍS, sólo en infantil asistieron prácticamente todos los alumnos. En los colegios, el que más alumnos tuvo, el Isabel la Católica (en Centro), llegó al 50%. Beatriz Carrera dejó a su niña de 10 años ayer en el Ermita del Santo. "Me ha insistido en que quería venir para jugar en el patio con sus amigas", explicó la madre. La jornada anterior se la quedó en casa.

Aulas como esta del colegio Ermita del Santo se quedaron ayer vacías durante la segunda jornada de huelga en la educación. / ISAAC CALVO

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana