Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La plantilla de CC OO hace la huelga a la dirección del sindicato

El personal tiene una antigüedad media de 15 años y cobra 900 euros

Los 70 empleados de CC OO en sus sedes de Vigo, A Coruña, Ourense, Pontevedra, Lugo, Santiago, Ferrol y Vilagarcía cumplieron ayer con la primera jornada de una huelga que anunciaron la semana pasada después de que la directiva del sindicato rompiese negociaciones con el comité intercentros. Hoy y el viernes, entre las 11.30 y las 13.30, los trabajadores seguirán reclamando un convenio que no tienen desde 2004.

"Somos un engendro rarísimo: nos manifestamos para demandar un convenio justo en una empresa que se dedica a demandar convenios justos para otros trabajadores que no son los suyos". Ángeles es miembro del comité de empresa de Comisiones Obreras. Es una de las empleadas más veteranas y está afiliada al sindicato desde el principio. "Los mayores lo estamos casi todos. Los jóvenes, en cambio, no, porque no sienten la misma vinculación con la casa y en cuanto pueden se van".

Esta sintonía con la causa proletaria que, fuera de sus dominios, defienden sus "patrones" es el motivo por el que hasta ayer, después de año y medio de negociaciones y "mucha paciencia" por parte de la parte afectada, la plantilla decidió convocar los paros. "Siempre nos han pedido un esfuerzo, que el sindicato pasaba por momentos difíciles", cuenta el secretario del comité intercentros, Pedro García, "pero ahora no hay excusa, porque CC OO está teniendo más afiliaciones y más ingresos que nunca en Galicia".

El VII Congreso Nacional, en el año 2000, aprobó un mandato según el cual la dirección del sindicato en Galicia debía equiparar los sueldos de los 70 trabajadores a los del resto de España. En las otras comunidades, los empleados del sindicato cobran pluses de transporte, antigüedad o jornada partida, y sus pagas se actualizan cada año por lo menos con medio punto sobre el IPC. Las diferencias salariales de estos trabajadores con los gallegos es de entre 4.000 y 4.700 euros anuales, porque aquí, los sueldos sólo se actualizan con el IPC y no hay ningún tipo de complemento al margen del salario base.

Rocío S. tiene un contrato temporal en CC OO de Santiago como auxiliar administrativo. Cobra, al mes, 794 euros. Ahora tiene 24 años y resuelve sus carencias económicas viviendo con sus padres. "Pero dentro de 20 años", dicen sus compañeros, "seguirá ganando lo mismo porque aquí no se cobra antigüedad ni hay forma de promocionarse". La plantilla tiene una media de veteranía de 15 años en CC OO, y "sólo llegan a los 1.000 euros los que tienen prorrateadas las dos pagas extras". El resto rozan los 900.

El convenio expiró en 2004, y desde entonces, no han logrado uno nuevo. En 2005 y 2006, el sindicato se limitó a actualizarles el IPC, y les ofrece para 2007, 2008 y 2009 una subida del 0,25% a cambio de eliminar la jornada continua que disfrutaban en verano. Los trabajadores piden el 50%, y 900 euros para compensar 2005 y 2006.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de junio de 2007