Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
INICIATIVAS

Un 'software' escolar mantiene informados a los padres sin añadir trabajo al profesor

El maestro se limita a rellenar una hoja en clase - El sistema reconoce los comentarios escritos a mano - El programa ya funciona en 12 colegios de Cataluña y Aragón - Cuesta 20 céntimos mensuales por alumno

El profe de mates ha conseguido acabar la clase de 3º de ESO sección D, sin mayor novedad. En la mano lleva la lista de sus 30 alumnos y un código de barras de membrete. Durante la clase ha rellenado las casillas de fecha y asistencias, y ha ido escribiendo a mano comentarios sobre sus alumnos y los deberes encargados. El profe deja la hoja en secretaría y, también él, disfruta del recreo.

La hoja de la clase de mates de 3º de ESO sección D del lunes 12 de enero se escanea en administración junto al resto de hojas de los demás profesores. Al final todo acaba en la base de datos de EduExcellence, un programa informático que permite mantener informados permanentemente desde el director del colegio hasta los padres de los alumnos, pasando por tutores y directores de estudios.

"EduExcellence es mucho más que el envío de un SMS a los padres cuando su hijo falta", explica Luis Mulero, fundador de Excellence Software. "Esta aplicación da al día la información objetiva de cada alumno, de cada clase, de cada curso, de todo el colegio. Ausencias, deberes, comportamientos en clase, en los patios o en el comedor, pero la gran diferencia con otras aplicaciones es que al profesorado no se le carga con más tareas".

Reconoce manuscritos

El profesor no necesita una PDA ni ponerse a escribir informes en un ordenador después de la clase. EduExcellence reconoce los comentarios del profesores escritos a mano durante la clase. El escáner reconocerá la letra y los incorporará a la base de datos de cada alumno.

Excellence Software surgió en septiembre pasado del vivero de La Salle de Barcelona. La empresa ya ha recaudado 260.000 euros para su desarrollo; 160.000 de inversores particulares y otros 100.000 de subvención del CIDEM, que la consideró una de las mejores ideas del año.

Las escuelas Pérez Iborra adquirieron en septiembre el módulo de Comunicados, para enviar avisos a los padres. "Por primera vez hemos tenido al día siguiente todas las notas de los alumnos firmadas por los padres", comenta Jordi Casas, enseñante en esta escuela barcelonesa. Un simple SMS a los padres les avisó de que sus hijos habían recibido las notas. "Antes, pues lo típico, los alumnos las entregaban tarde para tener vacaciones tranquilas".

"Lo que más cuesta a los padres es decidir el tiempo de ocio de sus hijos", explica Mulero. "Los padres no saben si sus hijos tienen muchos o pocos deberes el fin de semana o en vacaiones; por tanto, no saben si exigirles que estudien o dejarles que se vayan de excursión. Tampoco tienen notas, el único criterio objetivo hasta el final del trimestre, cuando no hay remedio. Con este sistema informático, todos los viernes el padre recibe una ficha completa del rendimiento de su hijo, con los deberes que tiene, y su comportamiento semanal".

Gracias al mismo procedimiento, la asistencia a las reuniones de padres ha aumentado considerablemnte. "Antes se enviaba una carta a cada domicilio con las fechas de reunión, pero luego los padres se olvidaban. Un SMS recordatorio resuelve el problema automáticamente", dice Casas.

El módulo Comunicados es uno de los seis del programa EduSoftware, otros son los de tutorías o el de comedor. "Cada día el asunto de la alimentación preocupa más a los padres; en los casos graves, como las agresiones, los padres quieren hablar directamente con el director, que obviamente no está en el comedor ni en el recreo", explica Mulero. "Le basta un clic para ver en Internet las incidencias que ha habido o el comportamiento del alumno".

La Universidad Pompeu Fabra aplica el módulo de Tutorías. "El problema con las tutorías es que el 90% son muy superficiales, el tutor pilla al profesor del alumno un momento en el pasillo y, comenta por encima su conducta porque el padre está a punto de llegar. Con este módulo, el tutor tiene toda la información del alumno, incluso los comentarios. Aparte de criterios objetivos, tutor y profesor se ahorran la reunión previa, que son muchas horas si sumamos a todos los alumnos".

Un total de 10 colegios de Cataluña y Aragón, que suman 10.000 alumnos, ya trabajan con EduExcellence, "aunque el objetivo para final de año es que sean unos 50", dice Mulero. El precio va de 20 céntimos por alumnos y mes a 70 céntimos, en función de los módulos contratados. "No importa que sea un colegio con 1.000 alumnos o una pequeña escuela rural, el precio es asequible para todos", dice Mulero.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de enero de 2007