Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS GRABACIONES DEL EX CONCEJAL DEL PP ANTONIO REINO CORTÉS ANTE EL PLAN URBANÍSTICO DE TRES CANTOS | Los escándalos urbanísticos

"Aquí tiene que estar Romero de Tejada (...) Huele que da pena, todo el mundo se va a forrar y yo no"

El edil dejó su acta antes de se aprobara ceder la gestión del Plan General a una constructora

El ex concejal del PP en Tres Cantos (Madrid) Antonio Reino Cortés amagó en septiembre de 2004 con fugarse al grupo mixto y votar contra un plan del Gobierno municipal -que comparten los populares con Tres Cantos Unido- para ceder la gestión del Plan General de la localidad a la empresa privada FCC. Reino Cortés no llegó a fugarse al grupo mixto, pero dimitió como concejal antes de que se aprobase la adjudicación a favor de FCC. En conversaciones mantenidas por el propio Reino Cortés, destapaba sus sospechas de corrupción en el contrato urbanístico que decidía el futuro de Tres Cantos. Este periódico confirmó ayer con el propio Reino Cortés que las grabaciones que se publican en estas páginas corresponden a las cosas que dijo entonces.

El pleno del Ayuntamiento de Tres Cantos lo integraban 21 concejales, 11 del Gobierno municipal, que compartían Tres Cantos Unido y el PP, y 10 de la oposición. El 7 de mayo de 2003, la Comunidad aprobó el nuevo Plan General de Tres Cantos, donde se establecían los crecimientos de la ciudad para levantar 4.500 viviendas. La previsión del Gobierno municipal era que un consorcio público gestionase el desarrollo del plan mediante la expropiación de los terrenos por los que iba a crecer el municipio y mediante acuerdos con los propietarios de los mismos.

Esa primera previsión fue modificada a principios de 2004, y el Gobierno municipal decidió ceder la gestión del desarrollo del Plan General a una empresa privada, FCC, pero un error de esta firma en la documentación entregada al pleno evitó que se pudiera conceder ese trabajo en el pleno de mayo. Entre mayo y septiembre, cuando FCC subsanó las deficiencias, se desataron todo tipo de tensiones en el seno del Gobierno municipal.

Uno de los 11 concejales gobernantes, Antonio Reino Cortés, amenazó públicamente con dejar el grupo popular y mantener su acta de concejal para abortar la cesión del contrato urbanístico a una empresa privada.

La amenaza no se consumó, pero Antonio Reino Cortés abandonó el Ayuntamiento de Tres Cantos y dejó que ocupara su puesto en la corporación el siguiente en la lista del PP. Su abandono se produjo unos días antes de que el pleno municipal abordará la cesión de la gestión del Plan General de Ordenación Urbana a una empresa privada. De las 4.500 viviendas previstas en el desarrollo urbanístico, el Ayuntamiento consiguió aprobar mediante algunos cambios más de 8.000.

Lo que sigue son conversaciones del concejal grabadas por personas próximas a él. Reino Cortés reconoció ayer a este periódico que esos comentarios los hizo en aquel momento: "Se debió a un momento de acaloramiento, pero yo no tenía pruebas".

- "En esto tiene que estar Romero de Tejada". "Lo que sospecho es que en esto tiene que estar Romero de Tejada [entonces secretario general del PP en Madrid y hoy miembro del PP en el consejo de administración de Cajamadrid] con la otra. ¿Cómo no va a estar el partido? ¿Cómo no va a estar enterado mi partido de lo que pasa con el Plan General? ¿Mi partido con un plan general de ordenación urbana de 300 millones está ausente? Pero joder, la facción que tiene que estar ahí es la de Romero de Tejada, Mario Utrilla and company. No me parece correcto lo que hemos hecho. Primero no me decís nada. Me queréis tratar como una marioneta. Yo vengo aquí a levantar la mano en lo que digáis. ¿Ya habéis pensado cómo lo vais a hacer sin contar conmigo para nada?".

- "Devuelve el acta y pídeme lo que quieras". "¿Por qué una empresa y no todas? Huele esto que da pena. Yo no me meto en esto de cómo huele. No me hago el moralista. Aquí todo el mundo se va a forrar y yo no, pues que os den por culo"

"Esto tiene que estar arreglado antes del congreso del PP. Que devuelvas el acta, me dice. ¿Qué devuelva el acta? Sí, y pídeme lo que quieras, lo que necesites, me dice".

- "Si me voy cobrando, de puta madre, porque si no, no me voy a ir".

"Si me voy cobrando, de puta madre, porque si no no me voy a ir. Ahora lo que no puede ser es que, con mi voto, se pringue un señor y yo no me pringue. No sé si me explico claramente. A mí me da lo mismo que me lo dé el PSOE que me lo den estos. Entonces, ahora es el momento porque yo lo voy a decir. La Cabeza cobra su comisión, Juan Carlos cobra su comisión y el muerto para los que lleguen. Pues vaya, chollo. Como sea así ni yo voy a chupar del bote. Ni nadie".

- "En septiembre sacan este plan, les corre mucha prisa". "El día menos pensado, en septiembre, en el pleno de septiembre estoy convencido de que sacan este plan, les corre mucha prisa. Eso está claro y han preparado todo. Ya te digo que no voy a votar el pleno este. ¿Qué no lo convocan? Pues moción de censura. Moción de censura, tanto. No sale el pliego ese, no sale. Y a continuación ya hablaremos de la moción. Yo no voto ahí. Y a continuación me echan, bueno pues me echan. A partir de ahí ya empezamos a negociar pasta de la moción de censura o de otras cosas. El proceso es este Antonio: tú dices que te vas, y nosotros no queremos perder la mayoría, vamos a sacar esto adelante. Por tanto hay un ofrecimiento. De la adjudicación a esta empresa, ¿dónde está la tela? ¿Dónde está la tela? No hay, me dicen. ¿Tú crees que yo soy gilipollas o qué? ¿Me veis bebé, adolescente, gilipollas o me veis ya peinando canas?".

- "¿Y yo me voy a creer que en 300 millones no te van a invitar ni a un helado?" "¿Y yo me voy a creer que en 300 millones no te van a invitar ni a un helado? Vete a tomar por culo. A algo nos invitarán. Por un contrato de esos no me voy a enfrentar con todo mi partido".

- "En la proporción en que ellos vayan a chupar del bote, así voy a chupar yo".

"La cosa está clara, ¿no? Si tocan a tanto, pues esto te va a costar a tanto la moción o lo otro o lo que sea. El punto seguido será presentar una moción porque no van a poder gobernar así. En cuanto pongan una moción y el pliego no salga adelante la empresa constructora...".

- "Aquí siempre se han hecho los pliegos para conceder las cosas". "Lo saben todos los funcionarios. Lo sabe todo el mundo. Hemos hecho las fiestas de las carrozas para que hiciera las carrozas el de Pinto. Lo hacemos todo para eso. Así está en la norma. Y claro, en unas carrozas, que son siete millones, en un convenio o una contratación que son dos millones, se supone que nadie se lleva nada porque no es cantidad para llevarse nada. Y porque por esa cantidad nadie va a decir nada. En esto y hablando de construcción, sería la primera vez que no ocurre o que no hay unos intereses".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de octubre de 2006