Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara debatirá su apoyo al proceso de fin de la violencia etarra en el País Vasco

El Partido Popular califica el acuerdo de "error histórico" para "dar satisfacción" a Batasuna

El Parlamento Europeo celebrará un debate para apoyar el proceso de fin de la violencia en el País Vasco en el plenario del próximo 25 de octubre. La propuesta fue planteada por el líder de los socialistas europeos, Martin Schultz, que recogió una iniciativa de los eurodiputados del PSOE. El acuerdo fue adoptado ayer en la Conferencia de Presidentes de la Eurocámara con el apoyo de la mayoría de los grupos y en contra de la posición del Partido Popular Europeo (PPE) y de la Unión de Europa por las Naciones, que postularon aplazar la celebración del debate a noviembre.

El presidente del PPE en la Eurocámara, Hans-Gert Poettering, manifestó que el debate debía celebrarse en noviembre para no seguir las propuestas de Batasuna, que lo había propuesto para octubre. "Creo que no es aceptable", precisó Poettering, "que Batasuna haga una campaña y que nosotros sigamos a Batasuna". Se refería a las manifestaciones recientes del dirigente de Batasuna, Joseba Álvarez, que había indicado que el debate en la Eurocámara se celebraría en octubre.

Con esta postura, el líder del PPE en la Eurocámara se desmarcaba abiertamente de la postura del PP español, que se ha mantenido contra de la celebración del debate en cualquier momento. El portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja calificó ayer de "un disparate y error histórico", la celebración del debate. Y consideró, "un error adicional su celebración en octubre". El debate busca, según Mayor Oreja, dar "satisfacción" a Batasuna en su intento por "internacionalizar" el conflicto.

Al finalizar la conferencia de presidentes, Schultz manifestó que a través de esta discusión "la UE tendrá la oportunidad de mostrar a la ciudadanía todo su apoyo para culminar un proceso de paz que erradique tantos años de dolor y violencia en España". El líder de los socialistas destacó "los impresionantes esfuerzos que está realizando el Gobierno español", y que en su opinión "deberían recibir el apoyo unánime de toda la UE". "Lo que está realizando el Gobierno de Zapatero es muy importante por Europa y sobre todo por las regiones vecinas, ¿por qué que tendríamos que retrasar el debate?", se preguntó. El dirigente socialista alemán precisó que "lo que propone Mayor de que Europa juegue un papel de oposición al Gobierno es inútil".

Solidaridad con el Congreso

El presidente de la Delegación socialista Española en la Eurocámara, Enrique Barón, afirmó que la decisión tomada demuestra que "el Parlamento Europeo está dispuesto a responder a la petición de solidaridad del Congreso de los Diputados". Barón lamentó, no obstante, que "el Partido Popular quisiera impedir el debate primero y posponerlo después". En su opinión "la lección que debería extraer el PP español es que gracias a su fanatismo y sectarismo ha arrastrado al Partido Popular Europeo al desastre y al ridículo".

El debate arrancará con sendas declaraciones de representantes de la Comisión Europea y el Consejo de la UE sobre de qué forma pueden apoyar el proceso, y seguirá con los puntos de vista de los grupos políticos.

La polémica sobre este pleno sobre el proceso del fin de la violencia ha coincidido con una serie de actos promovidos por el PP con la participación de asociaciones de víctimas del terrorismo, (Fundación Miguel Ángel Blanco, Asociación de Víctimas del Terrorismo, el Foro de Ermua y la Fundación para la Libertad). La Fundación Miguel Ángel Blanco y el PPE presentaron una muestra fotográfica en Estrasburgo con imágenes de los estragos del terrorismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de septiembre de 2006