Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo Barreiros de automoción abrirá dentro de dos años en Torrejón de la Calzada

Tendrá más de 31.000 metros cuadrados y contará con un auditorio de 500 asientos

Una fachada realizada con coches prensados será la seña de identidad del futuro Museo Barreiros, que recibirá a sus primeros visitantes dentro de dos años y cuyo proyecto fue presentado ayer en Torrejón de la Calzada.

En este municipio del sur será levantado este singular museo, promovido por la Fundación Eduardo Barreiros y que cuenta con dos mecenas, Luis Miguel Rodríguez y su esposa, María Asunción Fernández, propietarios de la empresa de desguaces más conocida de la región, La Torre.

"La admiración por Eduardo Barreiros, que como yo dejó los estudios muy pronto para ponerse a trabajar, es lo que me ha llevado a participar en este proyecto", explicó ayer Rodríguez, cuya empresa está ubicada en Torrejón de la Calzada.

Taller de Orense

El empresario gallego Eduardo Barreiros, fallecido en 1992, comenzó su carrera con un pequeño taller en Orense. En 1954 fundó en Madrid la empresa Barreiros-Diesel para fabricar motores diésel con tecnología propia. En 1963, la asociación con la multinacional Chrysler le lanzó al protagonismo internacional.

En la presentación del proyecto estuvieron presentes Mari Luz Barreiros, hija de Eduardo Barreiros y presidenta de la fundación que lleva el nombre del empresario; Esperanza Aguirre, presidenta regional; el alcalde de Torrejón de la Calzada, José María Naranjo, y Juan Miguel Hernández de León, arquitecto y presidente del Círculo de Bellas Artes, entre otros.

El edificio que albergará el museo ha sido diseñado por los arquitectos Emilio Mansilla y Luis Moreno Tuñón. Tendrá la forma de un gran cilindro hecho con coches prensados.

Sus 31.600 metros cuadrados estarán divididos en tres plantas, que incluirán también un auditorio para 500 personas, una zona de exposición de unos 5.000 metros cuadrados y otros espacios dedicados al mundo del motor. "Este museo va a figurar, por derecho propio, entre los mejores de Europa. Y es hasta probable que sea el más importante de todos", explicó Mari Luz Barreiros, que declaró sentirse "muy emocionada al ver por fin este sueño hecho realidad".

La presidenta de la Fundación Eduardo Barreiros recordó a su padre como alguien poco apegado a los despachos y "al que le gustaba más estar trabajando entre naves".

Los arquitectos Mansilla y Tuñón son también autores del complejo cultural El Águila de la Comunidad, donde tienen su sede la Biblioteca Regional Joaquín Leguina y el archivo.

"El inmueble del Museo Barreiros estará formado a partir de los restos reciclados de los propios objetos que se expondrán en el interior del edificio: la carrocería de los automóviles. La utilización de coches prensados representará, además, una actitud activa frente al proceso de reciclado, una acción real de creación a partir de lo desechado", señalaron los arquitectos.

El museo exhibirá piezas relacionadas con la automoción y que actualmente se reúnen en la Colección Barreiros que hay expuesta en Valdemorillo.

La luz y los espacios ajardinados también tendrán un lugar destacado en el Museo Barreiros. La iluminación se hará a través de lucernarios que perforarán todo el edificio. Los jardines se concentrarán en la planta baja y también podrán albergar exposiciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de mayo de 2006