ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 2 de febrero de 2006
Reportaje:

Medidas contra la prostitución

El Gobierno alemán teme la trata de blancas del Este durante el torneo mientras Suecia rechaza una invitación para ver los burdeles de Francfort

Una comisión interministerial, organizaciones no gubernamentales y dirigentes deportivos se reunieron en Berlín para debatir medidas destinadas a combatir la trata de blancas relacionada con la celebración en Alemania de la fase final del Mundial de fútbol, que durará un mes a partir del 9 de junio. Al mismo tiempo, la Federación Sueca de Fútbol rechazó la invitación de la organización denominada Doña Carmen, que defiende los intereses de las prostitutas de Francfort, para visitar e inspeccionar los burdeles de la ciudad alemana donde las meretrices prestan sus servicios.

Las autoridades estiman que la demanda de prestaciones sexuales se incrementará con motivo del Mundial y se teme que Alemania, país fronterizo con el Este de Europa, de donde proceden un buen número de prostitutas, sufra una invasión de este gremio con ocasión del Mundial. Desde el año 2002 la prostitución está legalizada en Alemania, pero no las actividades relacionadas como la trata de blancas y similares.

La agencia Efe informa de que en Piteaa, una localidad del norte de Suecia, se produjeron el pasado mes de diciembre manifestaciones contra la prostitución durante el Mundial. La Federación Sueca de Fútbol respondió que no entra en sus planes recurrir a estos servicios, algo que prohibe la legislación del país nórdico.

La organización de prostitutas de Francfort, Doña Carmen, que trata de defender a las trabajadoras del sexo tanto de los rufianes que las explotan como de los ataques de las autoridades gubernativas, intuyó un riesgo para el negocio en las manifestaciones de Suecia. Para contrarrestarlo, Doña Carmen invitó a la federación a inspeccionar los burdeles de Francfort y constatar la calidad del servicio. El presidente de la federación, Lars-Aake Lagrell, rechazó ayer la invitación.

En Berlín se celebró en el Ministerio Federal del Interior una reunión informativa para tratar el problema de la trata de blancas en relación con el Mundial. El secretario de Estado de Interior, el democristiano Christoph Bergner, declaró que Alemania tiene que mostrarse fiel al eslogan publicitario del Mundial, El mundo en casa de amigos, asumir la responsabilidad de lo que ocurra fuera de los estadios y luchar contra un fenómeno "denigrante para la dignidad humana y que desprecia de forma escandalosa los fundamentos éticos de nuestra sociedad".

El vicepresidente de la Federación Alemana de Fútbol, Theo Zwanziger, se mostró dispuesto a cooperar: "Ponemos nuestra plataforma", aseguró, "a disposición de esta importante iniciativa social para adoptar medidas en todo el país".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana