ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 20 de noviembre de 2004
LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

Nueve muertes por disparos y coches bomba en cuatro años

Éstos son los nueve asesinatos en los que pudieron haber participado los detenidos.

- José María Korta (8 de agosto de 2000). El presidente de la patronal guipuzcoana Adegi, de 52 años, casado y con tres hijos, simpatizante del PNV y amigo personal de cualificados dirigentes nacionalistas, entre ellos el lehendakari, Juan José Ibarretxe, murió en la misma puerta de su empresa al estallar una carga explosiva colocada en un vehículo aparcado junto al suyo.

- Dos trabajadores de la empresa Elektra (22 de febrero de 2001). Un coche bomba accionado a distancia y que iba destinado al concejal socialista de Ordizia Iñaki Dubreuil acabó con la vida de dos trabajadores de la empresa Elektra, José Ángel Santos Laranga y Jesús Leonet Azcune.

- Manuel Giménez Abad (6 demayo de 2001). ETA asesinó de dos tiros en la cabeza y otro en el estómago al senador Manuel Giménez Abad, presidente del Partido Popular de Aragón, en el centro de Zaragoza. Giménez Abad, de 52 años, casado y con dos hijos, murió casi en el acto.

- Dos 'ertzainas' en Beasain (23 de noviembre de 2001). Dos terroristas asesinaron a tiros, el viernes 23 de noviembre, a dos ertzainas cuando regulaban el tráfico en un cruce de la Nacional-I, en una de las salidas de Beasain (Guipúzcoa). Los ertzainas asesinados eran: Ana Isabel Arostegi Legarreta, de 34 años, casada con otro agente del cuerpo y con tres hijos, y su compañero de turno, Francisco Javier Mijangos Martínez de Bujo, de 32 años, casado y padre de un bebé.

- Joseba Pagazaurtundua (8 de febrero de 2003). El sargento de la Policía Municipal de Andoain, Joseba Pagazaurtundua Ruiz, fue asesinado tras recibir varios disparos cuando desayunaba en un bar de la localidad guipuzcoana. Pagazaurtundua, de 45 años, dejó mujer y dos hijos, de 9 y 14 años.

- Dos agentes de policía en Sangüesa (30 de mayo de 2003). Dos policías nacionales resultaron muertos como consecuencia de la explosión de una bomba lapa colocada en el coche en el que viajaban. El vehículo se encontraba aparcado en la plaza de Santo Domingo, en la localidad de Sangüesa (Navarra). Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía fallecidos eran Bonifacio Martín Hernández y Julián Embid Luna, de 56 y 53 años. Un tercer agente, Ramón Rodríguez Fernández, de 44, resultó herido de gravedad, así como un trabajador de Telefónica.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana