Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Curro Fernández, patriarca flamenco

Cuentan los gitanos viejos que la boda de Salud Ríos y Juan José Fernández fue la última que se celebró en Triana a lo grande. Siete días de fiesta con invitados como Pastora Imperio, la Niña de los Peines, Antonio Mairena y Tomás Pavón.

De tanto arte no podía surgir otra cosa que una familia flamenca cuyo patriarca es el cantaor Curro Fernández, trianero de 63 años. Su voz ha acompañado a bailaores de cuatro generaciones desde la mismísima Pilar López hasta a Matilde Coral, Manuela Vargas, Lola Flores, Manuela Carrasco...

Curro subirá al escenario de Hotel Triana el próximo sábado, día 25 en un espectáculo que ha titulado La cava de los gitanos, dentro de la Bienal de Flamenco. Manuel Moneo, otro de los patriarcas del flamenco, compartirá el cartel con La familia de los Moneo.

"En las familias hay compás y todo el mundo aporta su sentimiento, no se trata de técnica que hay que medirla muy bien para que no llegue a ser peligrosa", asegura Curro, padre de la cantaora Esperanza Fernández, del bailaor Joselito y del guitarrista Paco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 2004