ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 5 de octubre de 2002
Reportaje:

El Canoe, nuevo vecino del barrio de Montecarmelo

El club deportivo tendrá unas segundas instalaciones en el PAU, aunque algunos socios temen que desaparezca la sede de Retiro

Un grupo de amigos, amantes del piragüismo, se reúnen en la sierra de Guadarrama para ver cómo pueden practicar su deporte favorito en Madrid y dónde pueden conseguir piraguas. Corre la primavera de 1928 y este grupo de chicos asiduos a la sierra madrileña consigue reunir unos ahorros para comprar una piragua, procedente de Canadá, que en su embalaje tenía escrita la palabra 'Canoe'. Dos años después, el 20 de febrero de 1930, estos amigos fundaron el Real Canoe Natación Club. De los 12 socios que crearon el club Canoe sólo viven dos. Las especialidades de esta entidad deportiva son la natación y los deportes de agua (waterpolo, saltos y natación sincronizada). También cuenta, entre otros, con equipo de baloncesto y de rugby.

Las instalaciones del club Canoe, de 10.714 metros cuadrados, están en la calle del Pez Volador, en el distrito de Retiro y, en sus 72 años de existencia, en las piscinas del club han entrenado varios medallistas olímpicos. Ahora, la directiva del club quiere extender el proyecto en el nuevo PAU de Montecarmelo, donde el Ayuntamiento ha ofrecido al club una parcela de 45.000 metros cuadrados. El concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, ha señalado que probablemente el pleno de octubre aprobará esta cesión.

Un canon por la parcela

Con el proyecto, el Canoe instalará en Montecarmelo, en el norte de la ciudad, un recinto con varias piscinas, pistas de tenis y un polideportivo. 'Los socios tienen que estar tranquilos. Las instalaciones de Retiro no van a desaparecer y las vamos a mejorar, pero queremos un segundo club', puntualiza Juan Tamames, su presidente, que someterá la decisión en unos meses a la asamblea general de socios.

A cambio de la concesión de la parcela, el Canoe tendrá que pagar un canon, que los responsables del club prefieren no concretar. A pesar de las promesas de la dirección, muchos de los socios desconfían del proyecto de Montecarmelo. 'No nos fiamos. Seguro que al final cierran las instalaciones de Retiro y nos trasladan a Montecarmelo. No queremos, porque muchos vivimos cerca de aquí ', critican algunos socios.

En Montecarmelo, la entidad deportiva asegura que ampliaría sus instalaciones con unos 40.000 metros cuadrados más. 'El Ayuntamiento nos ha ofrecido la concesión de una parcela en este PAU para que construyamos un segundo club Canoe que ofrezca sus instalaciones a los nuevos vecinos de Montecarmelo', explica Tamames.

Hace un año, la dirección del Canoe expuso al alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, que le gustaría ampliar las instalaciones en otra zona de la capital, porque el complejo deportivo de la calle del Pez Volador está rodeado de viviendas y no puede crecer. El gobierno municipal, del PP, maduró la idea y, desde el pasado febrero, el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, se ha reunido varias veces con los directivos del Canoe para ofrecerles la concesión de la parcela de Montecarmelo. 'No vamos a vender las actuales instalaciones. La mayoría de los socios vive al lado, sería un suicidio cerrar e irnos a Montecarmelo', aclaran desde el club. En un principio, Del Río ofreció al club una parcela de 29.000 metros cuadrados, también en Montecarmelo, pero, finalmente, las negociaciones han girado alrededor de un terreno de 40.000 metros cuadrados.

Además del canon, el Consistorio ha exigido al Canoe que el 75% de la parcela esté dedicado a instalaciones deportivas. El otro 25% podrá servir, por ejemplo, a cafetería o tienda de venta de artículos deportivos. En la parcela de Montecarmelo, el Canoe proyecta construir tres piscinas (una de 50 por 25 metros, otra de 50 por 22,5 metros y una infantil de 25 por 12 metros). Además, el complejo deportivo contará con un gimnasio de musculación.

Competiciones oficiales

El segundo club Canoe dispondrá también de una sauna, una sala de masajes, 14 pistas de tenis, 14 de pádel y una pista polideportiva. 'También estamos pensando construir un campo de prácticas de golf', añaden fuentes del club. El concejal de Urbanismo, para cerrar el trato, ha hecho al Canoe una petición: 'Parte de las nuevas instalaciones tendrán que servir para competiciones oficiales', explica Del Río, pensando en la candidatura de la capital para los Juegos Olímpicos de Madrid 2012.

Con estas instalaciones, el Canoe pretende ofrecer a los nuevos habitantes de Montecarmelo un complejo deportivo 'más allá de las piscinas para tomar el sol que tendrán las urbanizaciones'. En total, la construcción de todas las instalaciones de este segundo Canoe costará unos 12 millones de euros. Para financiar el proyecto, el club intentará captar socios en Montecarmelo durante la construcción de las instalaciones.

La junta directiva del Canoe ya ha empezado a hacer números sobre los socios que podrían tener en Montecarmelo, un barrio que, cuando esté construido, tendrá casi 8.800 viviendas y contará con unos 35.000 habitantes. 'Vamos a intentar conseguir unos 7.000 socios', sostienen desde el club. Además, Canoe intentará buscar financiación entre las instituciones públicas, los actuales socios y los créditos privados.

El Chamartín de voleibol ve la luz

Mientras el Canoe extiende sus instalaciones, otro club madrileño dedicado al deporte, el Chamartín-Madrid 2012 de voleibol, continuará jugando en la División de Honor a pesar de que en los últimos meses ha visto peligrar su futuro por problemas económicos.

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, y el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, anunciaron ayer que el club de voleibol no desaparecerá y que se fusionará con el Complutense, que está en Segunda División. El Ayuntamiento dará una ayuda de 60.000 euros a la nueva entidad deportiva y una empresa privada, además, le patrocinará. El nuevo club se llamará Club de Voleibol Complutense Madrid 2012 y los jugadores patrocinarán en sus camisetas la candidatura olímpica de la capital. La oficina ejecutiva de la sociedad Madrid 2012 también anunció el acuerdo, que permitirá que 'el voleibol madrileño no pierda la posibilidad de estar representado en la máxima categoría nacional'.

El Chamartín-Madrid 2012, ascendió el pasado junio a la División de Honor de voleibol, pero el club no había conseguido hasta ahora el presupuesto que exigido para poder competir en Primera (90.151 euros).

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana