Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero se compromete a crear un Ministerio de la Juventud si llega al poder

El líder socialista advierte a Aznar de que se opondrá a 'la segregación social desde la escuela'

El PSOE acusa al Gobierno de anunciar una cadena de decisiones 'contra los jóvenes, sin escucharles', con la 'segregación social' como fondo, al implantar medidas educativas y de orden público meramente restrictivas, en referencia a la implantación de la reválida y a la prohibición del fenómeno del botellón, sin tener en cuenta las causas de los problemas. El líder socialista advirtió al presidente del Gobierno, José María Aznar, de que su partido 'impedirá el vaciado de la escuela pública', y anunció la creación de un Ministerio para la Juventud si llega al poder

Un Ministerio para la Juventud, de carácter integral, en el que se aborde la educación, la formación, el trabajo, la vivienda, el ocio, la cultura, entre otros elementos, será una oferta electoral destacada que el PSOE realizará en la campaña para las elecciones legislativas del 2004. Las circunstancias y el debate suscitado en torno a los jóvenes ha hecho que el líder del PSOE realice esta oferta, muy lejos aún de las elecciones, ante las 1.500 personas que asistieron a la clausura de unas jornadas de la FSM con propuestas para Madrid. 'Crearemos un Ministerio para la Juventud, no contra la juventud como hacer Aznar'. Entre tanto, desde la oposición, Zapatero advirtió a Aznar que él y todo el PSOE van a oponerse radicalmente al 'deterioro de la enseñanza pública y la segregación social desde la escuela'.

El PSOE considera alarmante que la respuesta al 'fracaso escolar' denunciado por Aznar sea la reválida y la reacción al fenómeno del botellón sean medidas de orden público. 'Son todas medidas a espaldas de los jóvenes, obsoletas, sin haber hecho el diagnóstico', subrayó. Zapatero tratará de elaborar su propuesta alternativa con la opinión 'de los profesores y los padres'.

¿Qué le ha pasado al presidente del Gobierno, José María Aznar, desde su discurso ensalzador de la alta formación de los jóvenes españoles pronunciado en 1996, cuando llegó al poder, a su actitud actual en la que todo son descalificaciones hacia los jóvenes? Esta pregunta la formuló ayer en voz alta el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero. El líder socialista se respondió desde coordenadas ideológicas y sociales. A su juicio, la política de Aznar desde ese 1996 tiene mucho que ver con el fracaso escolar por el deterioro creciente de la enseñanza pública, por falta de inversiones, por el escaso reconocimiento y apoyo a los profesores y por la ausencia de políticas culturales y de ocio para los jóvenes.

Zapatero se mostró muy critico con la actitud del Gobierno en el 'congreso del botellón' celebrado la pasada semana. 'Se inaugura el congreso con todo resuelto ya que el ministro del Interior, Mariano Rajoy, anuncia las medidas que va a tomar; él solo, sin consultar con nadie', dijo, y que son medidas de orden público más que de prevención o para dar alternativas a los jóvenes.

Después pasó revista a la Ley de Calidad de la Enseñanza. Zapatero quiso ayer borrar, al parecer, la imagen que se ha creado respecto a que el PSOE se opone, sin matices, a la reválida. Para él, el aspecto más rechazable de la ley es el fin de un ciclo de estudios a los 14 años y, a partir de ahí, el comienzo de los 'itinerarios' hacia la secundaria o la formación profesional. Zapatero se preguntó si es razonable pensar que una persona a los 14 años tiene la madurez suficiente como para que decida dejar el camino de los estudios superiores. El PSOE defiende que no se produzca esa interrupción hasta los 16 años. El proyecto del Gobierno perjudicará 'a los más desfavorecidos' y va en contra de la 'igualdad de oportunidades', denunció Zapatero.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de febrero de 2002