ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 13 de octubre de 2001

Aerolíneas Argentinas reanudará su actividad en menos de dos semanas

El Gobierno aprueba la venta a Marsans

En menos de dos semanas Aerolíneas Argentinas surcará de nuevo los cielos, según anunciaron ayer los nuevos dueños de la compañía, Air Comet y Marsans. Los flamantes propietarios se han comprometido a no despedir a ninguno de los 6.734 empleados, a no rebajar salarios y a crear empleo durante el primer año. Aerolíneas, cuya venta fue aprobada ayer por el Gobierno español, está en suspensión de pagos desde el 21 de junio.

El Gobierno español dio ayer luz verde a la operación de venta realizada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), con lo que 'sólo es cuestión de poner a punto los aviones y los pilotos para volver a volar', dijo Antonio Mata, presidente de Air Comet y nuevo hombre fuerte de Aerolíneas. La actividad de la compañía está casi paralizada después de cinco meses de conflicto.

Tras el acuerdo del Gobierno español, el lunes se firmará oficialmente la compra venta de la línea aérea, en la que desde su privatización en 1990 España ha invertido 1.817 millones de dólares (1.983 millones de euros).

Con un discurso generoso en promesas y buenas intenciones difíciles de cumplir y sin mostrar inquietud por la grave crisis del sector, los nuevos propietarios esgrimieron sus mejores argumentos para transmitir un mensaje inequívoco: la compañía, que desde el pasado 21 de junio está en suspensión de pagos, saldrá a flote, sin despidos ni rebaja de salarios, la espada de Damocles sobre las 6.734 familias que dependen de Aerolíneas Argentinas. Todo lo contrario, Mata, presidente del nuevo consejo de administración, se comprometió a crear nuevos puestos de trabajo durante el primer año.

Fondos

'El Estado español no tiene que volver a poner dinero. Tenemos los fondos preparados para el mismo momento que se cierre la ratificación de la compra', aseguró horas antes de la reunión del Consejo de Ministros. Según el acuerdo firmado el 2 de octubre, Air Comet aportará 615 millones de dólares para pagar la deuda de 1.200 millones, mientras que la SEPI asumirá los 585 millones restantes.

Para Mata no es ningún problema que la compañía esté declarada en suspensión de pagos, aunque admitió que es un lastre. 'Va a salir como algo que resucita', dijo. Como prueba de que cumplirán los compromisos, el nuevo mandamás de la empresa anunció para ayer el pago de los atrasos de un mes y medio de salarios, unos 18 millones de dólares, tal y como se había comprometido la SEPI.

Un plan de emergencia de tres años para recuperar la rentabilidad será el primer tramo de la nueva singladura. 'Es un reto empresarial y personal', aseguró Mata, para demostrar que las compañías (Aerolíneas Argentinas y Austral) se pueden recuperar. Para ello, el primer paso será el 'plan de gestión base para reflotar la empresa', con dos ejes: mejora de los ingresos y reducción de gastos. Aerolíneas arrastra unas pérdidas de 44 millones de dólares al mes.

Mata anunció más medidas. Los trabajadores podrán adquirir acciones de la compañía, hasta retomar en un plazo de tres años el 10% que poseían. Actualmente, el personal de Aerolíneas no tiene más del 2,5% de las acciones. Asimismo, Mata dio cuenta de una ampliación de capital en los próximos nueve meses de la que estarán excluidos únicamente los competidores de Aerolíneas. Mata precisó no obstante que el capital público no es conveniente. Sobre el 5% que posee el Estado argentino Mata prefirió no hablar. Ni lo hizo en la reunión que mantuvo el jueves con el presidente argentino, Fernando de la Rúa. 'Hablamos de las cosas que interesan y ésta no es una de ellas', sentenció. El número uno de Aerolíneas reclama al Gobierno argentino un plan de competitividad para el sector y una revisión de la fiscalidad del sector.

'Turismo argentino a precio muy asequible', vendrá a ser la nueva campaña de los compradores de Aerolíneas, con experiencia en el sector turístico a través de una empresa de las dimensiones de Marsans. Dentro de los planes de renovación de Aerolíneas destaca un gran proyecto de carga, con algunos de los aviones reciclados, al estilo de las grandes transportadoras de mercancías. Junto a ello, la recuperación de rutas y la apertura de nuevas (Cuba e Israel, por ejemplo) es el objetivo primordial.

Antonio Mata, Patricia Bullrich, ministra de Trabajo; Fernando de la Rúa y Luis Conrado Lupori, presidente de Marsans Argentina. / EFE

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana