Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluís Hernández, condenado por rayar el coche de De Madre

El ex alcalde de Santa Coloma de Gramenet, el sacerdote y actual concejal de Iniciativa per Catalunya-Els Verds (IC-EV), Lluís Hernández, ha sido declarado culpable de una falta de daños causados en el vehículo de Antoni Fogué, primer teniente de alcalde y marido de la alcaldesa, la socialista Manuela de Madre. La magistrada del Juzgado de Instrucción número 5 de Santa Coloma de Gramenet ha impuesto a Hernández una multa de 15.000 pesetas por los desperfectos causados en el automóvil, que el ex alcalde rayó escribiendo el calificativo de falsa, en alusión a De Madre. Según los peritos, el coste de reparación de los desperfectos del coche ascendió a 12.500 pesetas. El juicio a Lluís Hernández se celebró el pasado 18 de marzo. El acusado no se presentó y actuó en su defensa y como su apoderado el abogado y concejal de IC-Els Verds de Santa Coloma Rafael Mendoza. Según explicó ayer, el sacerdote no acudió al juicio porque ya se había declarado culpable con anterioridad, "una semana después de cometer la chiquillada de rayar el coche de la alcaldesa". Hernández cree que la sentencia ha sido justa. El 11 de junio del año pasado, el ex alcalde convocó una rueda de prensa en la que reconoció públicamente haber escrito en el coche de la alcaldesa la palabra falsa. El coche también apareció con anterioridad con las palabras fea y puta escritas en la chapa, aunque Hernández no se declaró autor de estos otros insultos. La multa de 15.000 pesetas impuesta por la sentencia ya ha sido pagada por el abogado de Hernández. El sacerdote asegura que ha vivido "con paz y serenidad" el proceso, aunque se lamenta de que Fogué tuvo voluntad de castigarlo "personalmente" porque sus abogados intentaron llevarlo al tribunal de lo penal acusándolo de las tres inscripciones del coche. Manuela de Madre sustituyó a Hernández al frente de la alcaldía en 1991.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de abril de 1998