Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

LA VIRTUD DE RAJOY

Para Mariano Rajoy, ministro para las Administraciones Públicas, que fuma ocho o diez puros diarios, fumar, más que un vicio es una virtud. Lo dice en una entrevista en El Fumador. Cuenta que en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera "la consejera de Economía del Gobierno andaluz se presentó con un decreto que prohibía fumar y yo me acogí a que no estaban los carteles preceptivos y fumé uno de mis puros". También confiesa que cuando se reune con el ministro de Sanidad y Consumo, José Manuel Romay, le agradece su paciencia y se fuma un puro. Rajoy, con carné del Club de Fumadores por la Tolerancia, dice que cuando mejor se degusta un cigarro es tras "una buena comida y con la tarde libre".-

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de diciembre de 1996