GENTE

LA VIRTUD DE RAJOY

Para Mariano Rajoy, ministro para las Administraciones Públicas, que fuma ocho o diez puros diarios, fumar, más que un vicio es una virtud. Lo dice en una entrevista en El Fumador. Cuenta que en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera "la consejera de Economía del Gobierno andaluz se presentó con un decreto que prohibía fumar y yo me acogí a que no estaban los carteles preceptivos y fumé uno de mis puros". También confiesa que cuando se reune con el ministro de Sanidad y Consumo, José Manuel Romay, le agradece su paciencia y se fuma un puro. Rajoy, con carné del Club de Fumadores por la Tolerancia, dice que cuando mejor se degusta un cigarro es tras "una buena comida y con la tarde libre".-

* Este articulo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de diciembre de 1996