ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

miércoles, 22 de julio de 1992
Reportaje:

La ciudad, de los niños radiactivos

Miles de niños, víctimas de accidentes nucleares, tratados en un complejo cerca de La Habana

Situada en una de las playas que bordean La Habana por el Este, la Ciudad. de los Pioneros José Martí de Tarará se ha convertido en el mayor centro de rehabilitación de niños afectados por accidentes nucleares del mundo. En sólo dos años, los 250 médicos y enfermeras que trabajan en Tarará han atendido a 10.000 niños de Chernóbil. Después de tratar cientos de leucemias y linfomas de Hodkin, ahora se preparan para recibir a 6.000 brasileños irradiados con cesio 137.Con 11 kilómetros de extensión, 16.000 plazas de capacidad, dos playas, cuatro piscinas, un parque de atracciones y una base náutica, Tarará fue durante mucho tiempo el principal complejo de recreación de los escolares cubanos. Por aquí pasaron de vacaciones cerca de tres millones de niños en 10 años, hasta que el 29 de marzo de 1990 el campamento abrió sus puertas a 139 víctimas del desastre de Chernóbil.

Fue entonces cuando la Ciudad de los Pioneros José Martí cambió. Los columpios fueron sustituidos por avanzados equipos de medir radiaciones, los payasos se vistieron de especialistas hematólogos y los paseos en yate se convirtieron en duras sesiones de quimioterapia.

Donde antes se escuchaban las risas de los morenos párvulos cubanos, hoy unos frágiles niños de Ucrania, Rusia y Bielorrusia juegan al ajedrez sometidos a un fuerte régimen de reposo, sólo violado por cortos paseos por la playa, excursiones a Varadero y algunos recorridos por La Habana.

Aunque controlar su actividad es dificil, resulta imprescindible. Al llegar a Cuba se encuentran muy tensos, no quieren beber leche ni agua, pues tienen miedo a que estén contaminadas como sucede en sus países. "En su mayoría presentan los mismos síntomas: dolores de cabeza, mareos, falta de apetito y cansancio, y en algunos casos caída del cabello y trastornos digestivos. Uno de cada 100 tiene enfermedades malignas, como la leucemia o tumores linfáticos", explica Raciel Yafles Pérez, director del hospital que los atiende en Tarará.

La atención a los niños de Chernóbil ha dado gran experiencia a los médicos cubanos en el tratamiento a pacientes contaminados con sustancias radiactivas. Tanta, que ahora les será bastante fácil rehabilitar a los 2.000 niños y 4.000 adultos brasileños que llegarán próximamente a Cuba.

El 13 de septiembre de 1987 varios comerciantes de chatarra de la ciudad brasileña de Goiánia encontraron en un basurero un viejo aparato de rayos X, que descuartizaron para venderlo por partes. Mientras destrozaban el equipo médico encontraron una pequeña cápsula cerrada a presión. Al abrirla para saber qué contenía encontraron un polvo azul -cesio 137- que esparcieron por diversos lugares sin saber que daño causaría.

Según informó a EL PAÍS Carlos Dotres, director del hospital pediátrico William Soler, el tratamiento que se aplicará a los 6.000 afectados en el accidente radiactivo ocurrido en Goiánia será similar al aplicado en la isla a las víctimas del desastre nuclear ocurrido en Ucrania.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana