ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

jueves, 24 de mayo de 1984

Técnicos españoles y alemanes han presentado el diseño del futuro carro de combate para el Ejército

Archivado en:

Técnicos de la empresa española Santa Bárbara y de la alemana Krauss Maffei han presentado al Ministerio de Defensa el diseño del que, con algunas posibles variantes, será el futuro carro de combate que equipará al Ejército de Tierra en los años noventa. El carro, que se fabricará en España, pesará unas 49 toneladas, podrá ser utilizado en combate tanto de día como de noche, y tendrá capacidad para disparar automáticamente aunque esté en movimiento.El nombre del carro es Lince. Será equipado con un cañón de 120 milímetros y tendrá una autonomía« de 530 kilómetros. Tendrá un motor de 1.200 CV, con el que podrá alcanzar una velocidad máxima de 70 kilómetros por hora, superar desniveles del 60% y salvar zanjas de tres metros de anchura. Tendrá 5,21 metros de alto, 3,74 de ancho y 9,08 de largo. Su aspecto es muy similar al Leopard, fabricado por Krauss Maffei, y pesará seis toneladas menos que el alemán. Su tripulación estará compuesta por cuatro hombres y el alcance del cañón de 4.000 metros.

Krauss Maffei y Santa Bárbara firmaron el, pasado mes de abril un acuerdo para que la empresa española, utilizando en los casos necesarios tecnología alemana, pueda desarrollar la construcción de 400 carros, para el Ejército, así como otros para la exportación. Otras firmas de Francia y EE UU compiten en el mismo programa, cuyo presupuesto ha sido fijado por el Gobierno español en 120.000 millones de pesetas. El Gobierno tomará una decisión, el próximo mes de junio, pero el proyecto hispano-germano es el que cuenta con mayores posibilidades.

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana