Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Luis Balbín alega que estuvo enfermo y que su presencia en 'La clave' era insustituible

"La única razón por la que se suspendió La clave es que yo estaba enfermo" dijo José Luis Balbín, director de los Servicios Informativos de TVE y del programa La clave, a su llegada al aeropuerto de Barajas a las 22.40 horas en un vuelo procedente de Francfort, República Federal de Alemania (RFA), donde estuvo desde el pasado viernes, día en que no se emitió el debate sobre Los ayuntamientos de izquierdas. Balbín negó que haya habido veto alguno, ni del Gobierno ni del director general de RTVE, José María Calviño, a Alonso Puerta, ex concejal de Madrid y militante expulsado del PSOE. "Todo esto que se ha contado es un vodevil", dijo Baibín.

José Luis Balbín, director de los sustituirlo por uno "enlatado", Servicios Informativos de TVE y en vez de presentarlo otro modedel programa La clave llegó ayer rador, porque así se había hecho a Barajas a las 22.40 horas en un vuelo de Iberia procedente de Francfort. Le esperaban en el aeropuerto madrileño el periodista Enrique Vázquez, subdirector de los Servicios Informativos y quince periodistas de radio y Prensa."Desde que soy director de los Servicios Informativos no ha habido presiones o imposiciones de ningún tipo. Prueba de ello es que se emitirá La clave tal como estaba previsto", dijo Balbín, que se mostró nervioso en algunas de sus respuestas.

Balbín éxplicó, en primer lugar, que en la noche del jueves cenó con el director general, José María Calviño, que "también tenía gripe, como yo, y nos retiramos muy tarde a nuestras casas". A la mañana siguiente, según su explicación, se sintió peor y ante la posibilidad de no presentar La clave, decidió aplazar el programa.

"Tengo algo del corazón"

Preguntado el diréctor de los Informativos si la gripe era causa suficiente para aplazar el programa, respondió que no se trataba de una gripe. Se le recordó que acababa de mencionar esa enfermedad y entonces dijo: "Tengo algo del corazón, bastante complicado, y ese día me asusté. A las dos, el médico me dijo que podía irme". Balbín añadió que aportaría la prueba médica, y dijo que tres horas más tarde estaba en el aeropuerto de Barajas.Un periodista le inquirió de nuevo: "¿Cómo es posible que en menos de dos horas se haya usted restablecido de una enfermedad que le asustó tanto ya que hacia las doce del mediodía del mismo viernes tomó la decisión de apla zar La clave?". Contestó: "Os aseguro que no hay nada detrás de todo esto. Esa es la verdad. Al permitirme el médico marcharme, me marché. Me fui tranquilamente. Y mañana (por hoy) pienso contarlo todo y contestar a todas las preguntas".

Balbín dijo que salió entonces, cuando el médico le autorizó, y que decidió ir a la RFA porque ya tenía un viaje previsto para preparar el debate titulado Incompatibilidades que se emitirá esta semana, para contactar algunas personas invitadas al mismo y también para ver programas informativos de la televisión alemana. Dijo, al paso, que mal pudo ser visto por un taxista aquel día y en compañía de una señorita. Se le recordó que el taxista que intervino en la emisora madrileña Antena 3 se refería a la noche del jueves y no al viernes. Respondió que no recordaba en ese momento lo que había hecho aquella noche y que tenía que pensarlo.

El director de La clave dijo que optó por aplazar el programa y en ocasiones anteriores. Se le dijo que, al menos durante los dos últimos años, nunca se había sustituido La clave, ni siquiera con la premura de esta ocasión, por otro previamente grabado. Contestó: "Eso se debe a que nunca hubo motivo para ello". Se le replicó, en cambio, que sí se había sustituido a Balbín por otro presentador, incluido Enrique Vázquez, allí presente.

Balbín invitó a Vázquez a incorporarse al grupo de periodistas pero el subdirector de Informativos declinó la invitación. Balbín contestó que se le había sustituido sólo cuando el estaba ausente. "Aunque lo hubiera presentado otra persona se habría podido pensar", dijo, "que yo no quería presentarlo Porque había sucedido algo extraño. No hay nada de eso. Contestaré a todo mañana aunque esto pueda parecer algo más bien propio de una investigación policial". Precisó que ningún miembro de su programa, en el que trabajan unas quince personas, estaba preparado para moderar el debate ya que sólo él había estudiado a tal fin la documentación que le elaboraron sus colaboradores.

Se le preguntó a José Luis Balbín por qué tanta preocupación en ir a la RFA a contactar invitados para el debate de esta semana y por qué no mostró el mismo grado de solicitud con los invitados al debate sobre Los ayuntamientos de izquierdas, con quienes no cenó en la víspera del frustrado debate, como era su costumbre. "No siempre ceno con ellos", dijo, "y en esta ocasión me lo impedían mis ocupaciones". También se quiso saber por qué no había avisado personalmente a sus colaboradores, especialmente al redactorjefe de La clave, José Luis Merino. Respondió que lo había hecho a través de Enrique Vázquez, aunque reconoció que éste no tenía competencia alguna sobre aquel espacio.

Balbín reiteró una vez más que "no hay gato encerrado. Quien piense así no me concoce. Alguien se ha pasado en este tema". Reconoció, sin embargo, que antes de la prevista emisión del programa algunos miembros del PSOE le habían mostrado su extrañeza y disconformidad con la invitación cursada a Alonso Puerta. Restó importancia a este hecho porque "esas quejas son normales en las instituciones, partidos o sindicatos cuando no están invitados a cuando algún participante no es de su agrado".

Hoy, conferencia de Prensa

El gabinete de Prensa de RTVE había anunciado una conferencia de Prensa de José Luis Balbín para ayer tarde en Madrid. La conferencia fue aplazada hasta hoy ya que el periodista no viajó en el vuelo que tenía reservado con la compañía alemana Lufthansa que llegó a la capital española poco después del mediodía. Este convocará hoy la conferencia de Prensa en su despacho. Antonio López, director de TVE, ha dicho que no asistirá, bajo ningún concepto, a dicha conferencia.José María Calviño, director general de RTVE, se limitó a decir: "Espero que José Luis Balbín ofrezca una explicación convincente a la opinión pública y a mí". El director general, que dijo estar tranquilo, insistió en que no hubo suspensión del programa sino aplazamiento debido a un surmenage del moderador del espacio, según lo que le habría comunicado Balbín. La dirección general desmintió rotundamente rumores que circularon en medios informativos y en la propia RTVE que daban como posible la dimisión de su titular.

Las explicaciones de Balbín tendrán que convencer, además de á la opinión pública, a sus compañeros en el comité de dirección de RTVE que, en principio, parece mantenerse solidario y sin fisuras. El hecho de que la conferencia de Prensa se celebre en el despacho de Balbín, con la posible ausencia de otros altos cargos, se interpreta como un intento de restarle carácter oficial, con la intención de que sea exclusivamente Balbín quien desenrede "el lío". Dirigentes del PSOE habrían hecho saber ya su profundo malestar por lo ocurrido con el programa La clave y por las,soluciones que se dieron.

Posible cese en 'La clave'

De todas formas, ayer se tenía la impresión en Prado del Rey que la dimisión de José Luis Balbín no le sería exigida por el director general y que el periodista cesaría, a lo sumo, en la dirección de La clave. Se recuerda en RTVE que las dos últimas dimisiones o ceses de directores generales estuvieron vincualadas directamente a los directores de los Servicios Informativos: Fernando Castedo e Iñaki Gabilondo y Carlos Robles Piquer y Joaquín Castro.Un alto cargo de la dirección general señaló que la Prensa había magnificado el tema, "al dedicarle a un programa de TVE y a José Luis BaIbín más espacio que a la devaluación de la peseta". El tema fue tratado también por el periódico londinense Times del pasado día 17 en el que se informa de la posible censura socialista y en el Frankfurter Allegemeine Zeitung, de Francfort, que en su edición de ayer se pregunta: "¿Censura socialista en Televisión Española?".

Antonio López, director de TVE, aseguró que él no había cursado las dietas para el viaje que José Luis Balbín tenía previsto realizar a la RFA porque, según él, "me dijeron que estaba enfermo".

Carlos Luis Alvarez Cándido, jefe del gabinete de Prensa de RTVE que difundió la noticia de la enfermedad de José Luis Balbín, manifestó que el había visto el jueves día 13 a José Luis Balbín, muy cansado.

El Consejo de Administración de RTVE se reunirá hoy y tratará, entre otros asusntos, las circunstancias en que se produjo la suspensión del debate de La clave. El grupo centrista, que tiene actualmente cuatro vocales frente a los dos del PSOE, estudiaba ayer la posibilidad de proponer que se cree una comisión que investigue todo lo sucedido ton procedimientos similares a la que estudió el progrma informativo Golpe a la turca que provocó la salida de Carlos Robles Piquer.

El diputado Santiago Carrillo anunció que presentará en nombre del PCE una pregunta ante la comisión de control parlamentario de RTVE para que el director general del Ente Público, o quien corresponda, expliquen exactamente las causas de la suspensión del programa La clave, según el acuerdo adoptado por la dirección de su partido.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de enero de 1983

Más información

  • El director de los Informativos niega que haya habido presiones del Gobierno