Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga las condiciones del transporte del aceite venenoso

Las investigaciones sumariales y policiales sobre la intoxicación generalizada por aceite de colza se han intensificado en las últimas horas en torno al transporte por carretera de las partidas importadas de Francia para usos industriales. La posible mezcla de parte de estas partidas con otros productos químicos o industriales correspondientes a anteriores portes del transportista, por falta de limpieza de las cubas, explicaría en parte la incógnita de por qué sólo en una parte del circuito fraudulento se han producido intoxicaciones y muertes.

Todos los grupos parlamentarios, a excepción del centrista, se han pronunciado ya a favor de que la radio y la televisión retransmitan en directo el debate que comenzará el próximo día 15 en el Parlamento sobre el envenenamiento por aceite de colza desnaturalizado.Frente a la hipótesis de la utilización de elementos tóxicos o venenosos en el proceso fraudulento de renaturalización del aceite de colza, que se ha venido esgrimiendo en las últimas semanas , incluso con llamamientos a los posibles actores del delito para que de forma anónima comunicaran las sustancias empleadas, ha cobrado fuerza en las últimas horas la posibilidad de que algunas cubas de los transportistas, que suponían se trataba de manejar productos de uso industrial y no para el consumo, no hayan sido limpiadas suficientemente y hayan originado mezclas mortíferas. Parece que el juez instructor del sumarlo ha tomado declaración a alguno de los transportistas.

En las cubas de transporte, según han informado fuentes próximas a los investigadores, queda siempre un cierto número de litros del producto del porte una vez vaciada la carga. Sólo la limpieza de la cuba asegura la desaparición de estos restos, y es frecuente que no se haga así cuando se trata de llevar productos destinados a la industria.

Las investigaciones, por otra parte, se centran ahora más en la ruta entre los depósitos de la firma donostiarra RAPSA, importadora del aceite, y las plantas refinadoras de ITH, Danesa Bau y Raelca, que en los transportes modalidad TIR, con los que el mencionado aceite de colza desnaturalizado es introducido en España.

Página 11. Editorial en página 8

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 1981

Más información

  • Las cisternas pueden contener restos de sustancias tóxicas de otros cargamentos