Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

24 jóvenes ultraderechistas pasan a disposición judicial

La violencia ultraderechista que desde el viernes vienen protagonizando en Madrid grupos de jóvenes de esta ideología cedió ayer, jornada que se desarrolló sin incidentes. La policía puso a disposición del juez a veinticuatro jóvenes acusados de participar en los altercados de la Universidad Complutense y en los disturbios callejeros del lunes. En Valladolid, donde miembros del Frente Nacional de la Juventud (FNJ) provocaron graves alteraciones dentro de la universidad, se ha pedido la dimisión del rector Candau, hombre próximo a sectores derechistas. Paralelamente a esto, la policía desarticuló en Valencia un grupo armado.

Veinticuatro jóvenes ultraderechistas, la mayoría menores de veinte años, pasaron ayer a disposición del juez a consecuencia de los graves y violentos disturbios que grupos de esta ideología protagonizaron, el lunes, en la Ciudad Universitaria y en varias calles céntricas de Madrid. Estos jóvenes están, al parecer, vinculados al Frente Nacional de la Juventud (FNJ), organización de extrema derecha que la pasada semana sufrió la baja de su secretario general, Juan Ignacio González, asesinado en el portal de su domicilio en circunstancias aún no aclaradas.

Once de estos jóvenes ultras están implicados en los sucesos ocurridos en la mañana del lunes en las facultades de Derecho y Ciencias de la Información de la Universidad Complutense (véase EL PAÍS de ayer), y el resto, en los violentos incidentes que se sucedieron el mismo día por la noche en diversas calles del centro de Madrid, tras la celebración de un funeral por Juan Ignacio González.En estos últimos incidentes, según comunicaron a este periódico fuentes autorizadas del Gobierno Civil, diferentes grupos de jóvenes ultras rompieron las lunas de algunos establecimientos, caso del café Comercial, situado en la glorieta de Bilbao, y del cine Infantas; apedrearon un autobús de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), rompiendo los cristales, y lanzaron un cóctel molotov contra un comercio de la calle de la Corredera Alta de San Pablo. Asimismo se produjeron numerosos enfrentamientos con la fuerza pública, agresiones y amenazas a transeúntes, cortes de tráfico y entradas violentas en bares y cafeterías. Varias personas, entre ellas un vendedor de Prensa y un conductor de un autobús urbano, resultaron contusionadas.

Los jóvenes que han pasado a disposición judicial son: Oscar Arderíus, de diecisiete años; Héctor Arderíus, de dieciocho años; Javier Villanueva, de dieciocho años; Carlos Villanueva, de veinte años; Antonio Alvarez, de dieciocho años; José María Ochoa, de diecisiete años; Juan Carlos Guijarro, de dieciocho años; Alfonso Solé, de diecinueve años; Antonio Villalón, de dieciocho años; Carlos Juan Abuín, de dieciséis años, y Alfonso de Carlos de Diego, de dieciocho años (todos ellos implicados en los sucesos de la universidad).

Los trece restantes, detenidos por participar en los disturbios callejeros, son: Gonzalo Calvo, de diecisiete años; Juan Manuel Azcano, de dieciséis años; Alvaro Meléndez, de diecisiete años; Juan Antonio Córdoba, de diecinueve años; Jesús María Nieto, de dieciséis años; Francisco Javier Pérez, de diecinueve años; Francisco Javier Manzaneda, de diecinueve años; José Martínez Catena, de veintinueve años; Rafael Martínez Catena, de diecinueve años; Francisco Javier Martín Calderín, de veinte años; Luis Javier Santos, de diecisiete años; Alberto Rodríguez, de dieciocho años, y Fernando Jiménez Clar, de diecisiete años.

Estos incidentes de la extrema derecha, que se han venido sucediendo desde el pasado viernes, han causado un profundo malestar entre los partidos de izquierda. Carlos Sanjuán, diputado socialista por Málaga, presentó ayer en la Mesa del Congreso una interpelación parlamentaria sobre los sucesos de los últimos días en Madrid y Valladolid.

Preguntas al Gobierno

En una primera pregunta, el diputado del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) se refiere a las alteraciones de orden público protagonizadas por estos jóvenes, diciendo: «La repetición de estos hechos nos obliga a preguntar sobre las medidas que se van a adoptar contra estas bandas fascistas, si se va a proceder a retirar las licencias de armas de fuego a las personas que, pertenecientes a partidos políticos de ideologías de extrema derecha, vienen exhibiéndolas en manifestaciones y concentraciones».

Carlos Sanjuán pregunta también al Gobierno si se ha identificado y detenido a algunas de las personas que en Valladolid asaltaron la universidad y amenazaron de muerte y golpearon al decano en funciones de la facultad de Derecho, y que se informe al Congreso sobre los hechos de los que tenga conocimiento en relación con la muerte de Juan Ignacio González.

Junto al malestar existente entre la oposición sobre los hechos ocurridos estos días, reflejado públicamente con la interpelación del diputado Sanjuán, se detectó bastante tensión en la calle, en estas fechas abarrotadas de personas.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Miércoles, 17 de diciembre de 1980

Más información

  • Implicados en los violentos incidentes del lunes en Madrid