ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

sábado, 28 de abril de 1979
Tribuna:

Erase una vez.. el hombre

«Los Reyes Católicos terminan por reconquistar el último bastión todavía en poder de los moros. Granada cae en 1492. Dos de nuestros amigos, Pedro y el Gordo, que han participado activamente en los combates, se reintegran a la vida civil, donde el viejo maestro les acoge en su taller con efusión. Cristóbal Colón parte en busca de Catai o Cipagu, de la que ya hablara Marco Polo, y poco después hacia América. En 1516 Carlos V, a la edad de dieciséis años, se hará cargo del trono de España, que junto con las demás innumerables posesiones constituirá el reino más prestigioso del mundo. Felipe II, su sucesor, verá la importante victoria de Lepanto y la Armada Invencible será derrotada. Es la época de El Greco, Santa Teresa de Avila y Cervantes.»Esta es la sinopsis oficial del capítulo quince de Erase una vez... el hombre que debería emitirse hoy. Telefilme de dibujos animados, veintiséis episodios de otros tantos minutos, producido en Francia con la intervención de una decena de televisiones europeas (excepto TVE, a la que se hizo propuesta de coproducción), vendido prácticamente a todo el mundo (excepto a Estados Unidos Australia, Nueva Zelanda y muy pocos otros países) y emitido con éxito por todas partes. Erase una vez... el hombre es una de las mejores series de dibujos animados de estos últimos años por haber logrado aunar el entretenimiento con la divulgación basada siempre en informaciones de rigor histórico. La ausencia de imágenes violentas, por oposición a los dibujos animados japoneses y norteamericanos, contribuye a que este espectáculo sea todavía más agradable y no sólo para la audiencia infantil.

Sin embargo, este capítulo quince, «El siglo de oro español», ha sido censurado íntegramente. «Imposibilitan su emisión razones de orden técnico», explica la nota del gabinete de prensa de TVE difundida ayer. Sin embargo, Eduardo Autrán Arias-Salgado, subdirector de TVE para la producción ajena, explicó a EL PAIS -durante la celebración del MIP-TV en Cannes- que este episodio no podía emitirse «por abundar en los tópicos históricos de la leyenda negra sobre España». Por su parte, Albert Barillé, autor y director de la serie. se mostró sorprendido por esta decisión y comentó: «Mi punto de vista sobre la historia es siempre crítico. Yo ni creo ni estoy enamorado de los grandes hombres, porque en realidad no lo han sido, sean del país que sean. Yo, por ejemplo, digo bastantes cosas malas de Luis XIV y a los franceses no les gusta. La televisión francesa tampoco es feliz cuando se les recuerda los tiempos de la esclavitud o del colonialismo. Pero no por eso censuran los episodios. TVE acepta que se diga estos de los demás pero rechaza lo que yo digo de Cortés o de Pizarro. Es un problema de sensibilidad, de cultura. Parece que mis amigos españoles son muy susceptibles.» Barillé no quiso más preguntas y concluyó un tanto frustrado: «No me haga decir cosas desagradables sobre algunos directivos de TVE.»

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »
EL PAíS Edición impresa

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana