¿Es creador de chistes el mejor oficio del mundo?

De Miguel Bosé a Cañita Brava, los temas estrella de los guionistas de los programas de humor caminan entre la actualidad y lo cañí, aunque su oficio no siempre implique ser gracioso. Los responsables de poner en un papel los chistes en ‘La Resistencia’, ‘Ilustres Ignorantes’ o ‘Late Motiv’ de Movistar+ también invocan a la improvisación del cómico para llegar a la carcajada.

¿Es creador de chistes el mejor oficio del mundo?

“Es la época dorada de los chistes de Miguel Bosé”. Seis guionistas de tres programas de humor coinciden en que el cantante de Amante bandido es el tema predilecto en sus mesas de trabajo. Antes lo fueron Cañita Brava, Mariano Rajoy, Chiquito de La Calzada, Alaska… El oficio de creador de chistes tira de actualidad siempre que puede, y cuando un personaje público camina entre el negacionismo y la verborrea pandémica, las posibilidades para el ingenio cómico se terminan disparando.

No es lo mismo ser contador de chistes que creador. Detrás de muchos de los cómicos de los programas de humor de la televisión existe un equipo de guionistas con habilidad y chispa imaginativa para crear escenas que después terminan interpretando otros frente a una cámara. Aquí no hay batalla de egos, el objetivo es la carcajada. “La actualidad siempre ayuda a crear textos divertidos y deja volar la imaginación […], estar al día y pendiente de la última hora es básico, es una fuente inagotable de humor”, cuenta Edu Arroyo, Jefe de Programas de Entretenimiento y Eventos de Movistar+, y guionista.

De izquierda a derecha: Dani Rodríguez de 'Ilustres Ignorantes', Miguel Campos de 'La Resistencia', Edu Arroyo, Jefe de Programas de Entretenimiento y Eventos de Movistar+, Laura Márquez y David Martos de 'Late Motiv' y Ricardo Castella, también de 'La Resistencia'.

La improvisación manda en ‘La Resistencia’

De lunes a jueves, cerca de 70 personas, de las que seis son guionistas, trabajan en los cuatro programas semanales que emite Movistar+ de La Resistencia. Producido por El Terrat (The Mediapro Studio), son 57 minutos de humor que presenta David Broncano y tras el que están los subdirectores Ricardo Castella y Jorge Ponce, y Miguel Campos, su coordinador de guion. “Cada día hacemos el programa que hemos preparado u otro, según se dé el día”, cuenta Castella, que venía de trabajar en programas de humor icónicos como El Club de la Comedia, Sé Lo Que Hicisteis o Noche Hache, tras un fallido paso por la carrera de Ingeniería de Telecomunicaciones. “Solo hice la mitad, los 12 primeros años”.

El oficio de creador de chistes es más tradicional en su metodología de lo que pareciera: bolígrafo, papel e ideas. “Tomo notas a mano en cuadernos o en apps y luego nunca las vuelvo a mirar; resumiría mi sistema de trabajo en una palabra: mejorable”, añade Castella. Pero las ocurrencias acaban llegando a la mesa de Broncano, que luego tira los chistes –término utilizado cuando se habla de contar la broma– como si estuviese improvisando. “Siempre tienes que saber para quién estás escribiendo, en general un cómico experimentado sabrá cómo tirar el chiste, lo hará suyo y lo tirará bien, el caso contrario pasa pocas veces”, explica Miguel Campos, que antes de dedicarse al humor fue realizador de televisión y librero, y hoy, incluso, hace sus propios monólogos.

Con cuatro temporadas y más de 430 programas desde su estreno en febrero de 2018, los datos de La Resistencia confirman el buen momento que vive el humor televisivo en España. “Se puede bromear con todo y nadie se ofende ni pide tu cabeza (risas); quitando que hay una pandemia, creo que el humor sí está en su mejor momento”, confirma Castella. Pero las prisas, la exigencia y la tensión existe, como en cualquier programa de televisión, y lo confirma Miguel Campos, al que le gustaría estar trabajando en Saturday Night Live solo unas semanas: “No aguantaría la presión y acabaría poniéndole la chaqueta perdida de mocos y lágrimas a Lorne Michael”.

El “no gracioso” de ‘Ilustres Ignorantes’

Más de 340 programas en sus 12 años de emisiones, hacen de Ilustres Ignorantes un referente en los programas de televisión de humor en España. Emitido en la actualidad por Movistar+, con Javier Coronas de presentador y Javier Cansado y Pepe Colubi de colaboradores habituales, trabaja un único guionista en la producción de este espacio semanal de 25 minutos: Dani Rodríguez. Con un pasado como repartidor de pizzas, profesor de informática para mayores o recepcionista en aparta-hoteles, este Licenciado en Comunicación Audiovisual confiesa que sus ideas para los guiones las saca de sus paseos: “Pero si eres de mente disipada, como yo, tienes que volver a casa y encender el ordenador rápido si quieres entregar algo”.

Rodríguez es un tipo serio, también guionista de Cero en Historia de Movistar+, que dice estar instalado en su sitio natural, “la chorrada”, pero se aleja del tópico de creador de chistes gracioso: “Para nada, mírame a mí, hay muchos guionistas que son cómicos de vocación, pero no es mi caso, soy hijo de zamorano y soriana, cristianos viejos; mi casa no era el descojone”. Aún así, su trabajo es parte esencial de dos de los programas de humor más populares de la televisión, algo que provoca respeto, “los cómicos con los que he trabajado siempre han estado bastante por encima de lo que hago”, cuenta humilde.

La demanda de espacios cómicos en la pantalla es alta, el público responde y las empresas audiovisuales también: “Estamos en un momento muy bueno gracias a la proliferación de cadenas, plataformas de televisión, Internet, las redes sociales… cuantas más vías haya, más programas, más series y más piezas habrá, y más humoristas y guionistas serán necesarios”, explica Edu Arroyo, de Movistar+. Y siempre se buscarán nuevos temas y personajes de actualidad sobre los que hacer un chiste, aunque Rodríguez prefiera echar mano de la actualidad pasada –”el NO-DO es una fuente inagotable de cachondeo”– y añorar a Cañita Brava –”sería genial darle un texto sofisticado y que lo intercalara con su castañuela”–.

El peso de escribir para Andreu Buenafuente

Cinco horas de ensayos para una de grabación son los tiempos que se manejan de lunes a jueves en Late Motiv, el espacio de humor de Movistar+, producido por El Terrat (The Mediapro Studio), con más de 770 programas desde su inicio de emisión en enero de 2016. El trabajo de los diez guionistas que trabajan aquí comienza decidiendo qué temas tocarán en el monólogo de esa noche y cómo se desarrollarán. Al frente está David Martos, su subdirector, que con 29 años coordina los gags y las bromas que después lleva frente a cámara Andreu Buenafuente. “He sido guionista junior, guionista, coordinador de guion y actualmente subdirector con brackets; con los aparatos parece que sea más junior ahora que cuando lo era”, asegura Martos.

La actualidad es una de las líneas del guion de este programa nocturno en el que también colaboran Berto Romero y Bop Pop. “Uno de los objetivos de un late night es reflejar lo que ocurre en la sociedad, y eso pasa en parte por bromear con las noticias del día y con las modas del momento. Si un late no hiciera chistes de actualidad parecería desconectado del mundo. Sin actualidad es difícil hacer un programa de humor diario y no acortar tu esperanza de vida”, añade.

Junto a Martos, como coordinadora de guion está Laura Márquez, con un pasado profesional en El Club de la Comedia. Ambos se enfrentan a diario al reto de poner en boca de Buenafuente muchos de los chistes que después se harán virales y quedarán como clásicos del humor en nuestro país. “Siempre creo que es más fácil escribir para alguien cuando sabes quién es, puedes aprovechar sus herramientas, su línea de pensamiento, su acting, su tono…”, explica Márquez. Los dos guionistas coinciden en que, en el caso del presentador de su espacio, tienen mucho ganado. “Prefiero pensar que si un cómico no hace brillar un texto que has escrito para él, quizá es que no lo has hecho a su medida; un compañero guionista, Tomás Fuentes, siempre dice que en el caso de Andreu, por cada chiste tuyo que no puede lanzar bien, te mejora cincuenta. No soy matemático, pero lo suscribo a pies juntillas”, incide Martos.

Pero si se habla de cifras en torno a Buenafuente, estas son más que reseñables: 766.000 suscriptores en el canal de Youtube del programa y 280.000 seguidores en Instagram. Datos que ayudan a la viralidad de su trabajo y que lleva a estos dos guionistas a soñar con el personaje al que les hubiera gustado crear chistes, de Los Monty Python a Los Simpson o Chiquito de la Calzada: “Imagínate adaptarte al lenguaje del candermor, jarl y fistro pecador, y venderle ideas como ‘tú trabajas menos que el sastre de Tarzán’. Habría sido divertidísimo, por la gloria de mi madre”.

Group 14 Created with Sketch.
Group 13 Created with Sketch.

La Resistencia

GAG FAVORITO

David Broncano comenta la salida al mercado de una Barbie en silla de ruedas.

Ilustres Ignorantes

GAG FAVORITO

Javier Cansado cuenta una anécdota vivida entre una abuela, su nieto y un juego de Pro Evolution Soccer.

Late Motiv

GAG FAVORITO

Raúl Cimas como dios y Andreu Buenafuente como diablo mantienen una conversación “sobrenatural” post-pandemia.