“La ciencia de datos ayudará al estudiante a mejorar su rendimiento”

¿Sabe cuáles son las tecnologías que inundarán la universidad del futuro? ¿Conoce las herramientas que personalizarán la enseñanza? Iñaki Bilbao (Valencia, 1974), vicerrector de Internacionalización y Transformación Digital en la Universidad CEU San Pablo, responde a estas preguntas y habla sobre la ola disruptiva que ha dejado la pandemia

Iñaki Bilbao, vicerrector de Internacionalización y Transformación Digital en la Universidad CEU San Pablo.
Iñaki Bilbao, vicerrector de Internacionalización y Transformación Digital en la Universidad CEU San Pablo.
Óscar Granados

La universidad del futuro hará trajes a medida para cada estudiante. A través de la recolección de datos, el centro educativo podrá saber cómo aprende cada uno de sus alumnos, a qué hora estudia y cuánto tiempo pasa en la biblioteca. Recopilar la información, procesarla y analizarla será cada vez más necesario en un nuevo modelo educativo, uno más personalizado, dice Iñaki Bilbao, antiguo profesor visitante de la Universidad de Berkeley. “En nuestro caso, estamos trabajando con los datos para establecer un sistema de alertas tempranas en el que podamos ayudar al estudiante a que su rendimiento sea mejor”, destaca.

Medir cada una de las variables en una aula y sacarles jugo se logra con la combinación de técnicas pedagógicas y herramientas de manejo masivo de la información. A esto se le conoce como Learning Analytics, y promete ser cada vez más común en las escuelas, sobre todo a nivel superior, donde el uso inteligente de la información es clave. “Si no sabes manejar los datos, las decisiones que tomes quizás no serán las más acertadas”, asevera Bilbao en una conversación con los expertos de SAS, la firma de software de analítica avanzada e inteligencia artificial.

El experto también habla sobre la deslocalización del mercado laboral que se ha dado en la pandemia y cómo el título universitario ya no es un requisito para acceder a un puesto de trabajo en algunas empresas, tal es caso de Tesla, Google y Apple.

En Europa, el empleo relacionado con el mundo tecnológico se ha disparado un 40% entre 2011 y 2019. La cifra es seis veces más alta que el aumento del empleo total, según Eurostat. Pero, ¿en España se está formando a los trabajadores digitales que el país necesitará?