Las muchas vidas detrás de cada producto que compramos

¿Qué condiciones laborales tienen las personas que fabrican lo que consumimos? En el octavo capítulo de ‘Orígenes’, Jon Kortajarena y la directora Abril Zamora visitan las instalaciones de Ellas Lo Bordan, un taller de confección para mujeres en situación de vulnerabilidad que demuestra cómo, unidos, industria y consumidores podemos fomentar el trabajo digno y el desarrollo personal

Ellas Lo Bordan es un pequeño y acogedor taller de confección en el que varias mujeres tejen y aprenden un nuevo oficio. Tienen hijos a su cargo, han atravesado situaciones difíciles, de violencia de género y desamparo. Como afirma la actriz, guionista y directora Abril Zamora, son personas que tiran del carro sin ningún tipo de ayuda, algo que le sucedió a su propia madre, a la que evoca entre tantas máquinas de costura. En el vídeo que encabeza este artículo, Zamora y el activista medioambiental y actor Jon Kortajarena charlan, en este taller, acerca de dignidad laboral, de cómo ganar conciencia sobre las historias de aquellos que fabrican lo que compramos.

Los dos coinciden en que, como consumidores, se puede hacer algo más: salir de la espiral de inconsciencia, dejar de mirar para otro lado o no poner excusas. Para Zamora, es clave dejar de lado la pereza y las prisas para investigar qué se consume y, sobre todo, conocer qué personas elaboran los productos y los esfuerzos que conlleva.

Una nueva visión empresarial

La industria también puede facilitar esta tarea. La transparencia en su cadena de producción y en sus condiciones laborales se antojan campos de batalla necesarios. Mónica Chao, directora de Sostenibilidad de Ikea en España, entiende que se está avanzando por buen camino. “Cada vez hay más empresas involucrándose en proyectos sociales”, argumenta. “Y con una nueva visión sobre cómo integrarlos dentro de nuestros propios negocios, de cómo se pueden generar ecosistemas de producción en los que se benefician más personas y más agentes”.

La integración de lo social en los negocios pasa por talleres como el de estas mujeres costureras. La igualdad de género, la capacitación, el trabajo digno y remunerado, la igualdad de oportunidades, la independencia o la conciliación son factores que decantan vidas. Y es que, como remarca Abril Zamora en el vídeo, detrás de cada producto hay un relato que deja claro que, siendo un poco más conscientes, podemos hacer mucho por mejorarlo.

Más información