Tribuna
i

Mercedes Barcha y su rosa amarilla

La esposa de Gabo administraba las finanzas, las fronteras de la privacidad y el departamento de rencores

Gabriel García Márquez y su esposa, Mercedes Barcha, en Santa Marta, Colombia.
Gabriel García Márquez y su esposa, Mercedes Barcha, en Santa Marta, Colombia.ALEJANDRA VEGA / AFP

Me sorprendió ver la rosa amarilla aún radiante en el escritorio donde escribía Gabriel García Márquez. Esa flor la colocaba ella muy temprano, antes de que su esposo se sentara a escribir a las nueve de la mañana, hábito que no perdió en los últimos sesenta años. Pero la rosa siguió allí más allá de la muerte, el 17 de abril de 2014. Y ha estado aún el mismo día en que falleció Mercedes Barcha, en Ciudad de México, el sábado por la tarde del 15 de agosto de 2020. En una reciente entrevista Gonzalo, el hijo menor de García Márquez, mostró la biblioteca personal de su padre, y la rosa seguía in...