Telmex y los sindicatos batallan con acciones y pensiones para evitar otra huelga

La firma de Carlos Slim ofrece a los telefonistas canjear parte de su jubilación o años de vida laboral por títulos de la empresa para reducir un pasivo laboral de más de 270.000 millones de pesos

La sede de Teléfonos de México SA de CV (Telmex) en Ciudad de México.
La sede de Teléfonos de México SA de CV (Telmex) en Ciudad de México.Jeoffrey Guillemard (Bloomberg)

El pulso entre los trabajadores de Telmex y los directivos de la empresa para esquivar un nuevo conflicto laboral, en concreto otra huelga, va en aumento a menos de 15 días de que venza el plazo de la mesa de negociación instalada tras la huelga en que se declararon más de 63.000 empleados —39.000 jubilados y 24.000 activos— en señal de rechazo por supuestos incumplimientos de su contrato, el pasado 21 de junio. La de aquel día fue la primera huelga en más de 37 años y también la primera desde que la firma pasó de ser una empresa estatal a manos del magnate mexicano Carlos Slim. Aunque el paro fue levantado a las 24 horas, las tensiones han ido en ascenso ante la falta de acuerdo sobre el pasivo laboral y las nuevas condiciones de jubilación.

La negociación entre la empresa más importante de telefonía en México y el Sindicato de Telefonistas se ha atascado en un punto medular: las condiciones de jubilación de los nuevos empleados y el canje de pensiones y antigüedad por acciones de la compañía. La propuesta de Telmex, según los sindicalizados, es que, a partir de la firma del acuerdo, los trabajadores de reciente ingreso no tengan las condiciones de jubilación de las que ahora gozan los trabajadores en activo y pensionados. Francisco Hernández Juárez, secretario general del Sindicato de Telefonistas, asegura, en declaraciones a este diario, que este es un punto en el que no están dispuestos a ceder. Consultada al respecto, la compañía ha respondido que no pueden manifestarse en medio de un proceso de negociación.

Otro punto de la discusión es la reducción del pasivo laboral, que según la empresa de telefonía asciende a más de 270.000 millones de pesos. Uno de los planes de la compañía para reducir este lastre es que los empleados, tanto pensionados como en activo, acepten intercambiar un porcentaje del monto de sus pensiones o jubilaciones a cambio de acciones de Telmex. Hernández admite que en esta propuesta están dispuestos a negociar, siempre y cuando la medida sea voluntaria y se garanticen ciertas condiciones, por ejemplo, el precio de los títulos.

“Para bajar el pasivo laboral, Telmex nos ofrece cambiar un paquete accionario por su salario, por su antigüedad o por parte de su pensión. La oferta es voluntaria, el porcentaje que el trabajador quiera, un 10%, 15%, no se fijó un límite, y establecer una aplicación que permitiera al trabajador evaluar cuál sería su situación. Pero cuando ya teníamos bastante avanzado el proyecto, la empresa nos salió con que los de nuevo ingreso no tuvieran jubilación, sino que la base fuera su Afore --en la que solo está la aportación del empleado-- y no el régimen de pensiones vigente”, relata Hernández.

El líder sindical precisa que los trabajadores que decidan voluntariamente canjear sus pensiones o antigüedad por acciones de Telmex necesitan garantías sobre el valor de los títulos que adquirirán. “Estamos pidiendo garantías, si ocurriera algún problema, que nos regresen el dinero al valor que se adquirieron, que las acciones sean al precio del valor actual de la empresa, porque no lo quieren poner al valor de cuando se privatizó en los noventa, en fin, hay detalles importantes, pero creo que se pueden superar si arreglamos lo de las vacantes”, añade el líder sindical, de 72 años.

De acuerdo con el sindicato, hace tres años la compañía se comprometió en el contrato colectivo a ofrecer más de 1.942 vacantes en todo México, pero aún no ha cumplido alegando problemas financieros. “Nosotros estamos en la mejor disposición de encontrar maneras de apoyar a la empresa para resolver sus problemas financieros, pero no a cambio de afectar nuestros derechos laborales”, refiere Hernández, quien tiene más de 46 años al frente del sindicato de telefonistas.

La mesa técnica instalada tras la primera huelga está integrada por nueve personas –tres representantes de Telmex, tres portavoces del sindicato y tres integrantes más a nombre de la Secretaría del Trabajo–. La fecha máxima para llegar a un acuerdo se cumple el 26 de agosto. El líder sindical no descarta convocar otra huelga si la empresa no está dispuesta a ceder ante las exigencias de los trabajadores.

Hernández refiere que desde hace años, se ha emprendido desde adentro una campaña para desmantelar a Telmex y pasar las líneas de negocio más valiosas a las arcas de América Móvil, también de Slim, y de hecho la joya de la corona, con una utilidad neta de más de 196.00 millones de pesos en 2021. “La caída de ingresos de Telmex fue por decisiones que la empresa misma tomó para pasar los beneficios a América Móvil”, insiste Hernández. El sindicato afirma que durante muchos años se ha dejado de invertir en la infraestructura de Telmex, generando una significativa pérdida en la participación de mercado.

El telefonista pensionado Rafael Trujano señala que la cláusula de jubilación es la pugna más importante sobre el contrato colectivo sindical. “Nos están diciendo que somos muy caros y dicen que la empresa se va a salvar si nosotros estamos dispuestos a vender hasta el 40% de nuestra pensión por acciones. Eso nosotros llamamos cambiar dinero efectivo por papeles, pero además esos papeles estarían sometidos al vaivén de la Bolsa de Valores y ¿qué tal si en el camino ya tronó?”, asevera.

Durante el primer semestre del año, Telmex reportó ingresos por 47.437 millones de pesos, una disminución del 3,5% respecto a los registrados en el mismo periodo de 2021, debido, principalmente, a que el año pasado se tuvieron ingresos no recurrentes con una parte relacionada. Además de una pérdida neta de 3.957 millones de pesos. Al 30 de junio de 2022, se tienen 39.971 jubilados a los que se les pagó durante el primer semestre de este año pensiones y antigüedades por 10.722 millones de pesos. La empresa contaba hasta marzo pasado con más de 21 millones de usuarios, de los cuales 10 millones corresponden a banda ancha y 11 millones a líneas fijas.

Brian Rodríguez, analista del Grupo Financiero Monex, advierte de que el conflicto laboral de Telmex no ha afectado a las acciones de América Móvil. “No creemos que las vacantes que se están solicitando o costos en cuanto a nómina puedan llegar a afectar a América Móvil ni a corto ni a mediano plazo, incluso, en el supuesto de otro emplazamiento a huelga, no vemos un impacto significativo para la compañía”, concluye.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS