_
_
_
_
_

El Gobierno cierra por decreto el aeropuerto de la Ciudad de México a los vuelos de carga

El Ejecutivo pretende llevar parte de las operaciones al recién estrenado aeródromo Felipe Ángeles, en el Estado de México

Un cargamento de vacunas en el AICM
Un cargamento de vacunas en el aeropuerto Benito Juárez, en 2021.Eloisa Sanchez de Alba (Getty Images)

Miles de toneladas de mercancías dejarán de llegar vía aérea a la Ciudad de México. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, publicó este jueves por la noche el decreto que cancela las operaciones de carga aérea en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), una decisión que las empresas cargueras deberán asumir en un plazo máximo de 108 días hábiles. La medida obligará a empresas a encontrar de manera inmediata alternativas cercanas y aunque no hay una obligación explícita para trasladar operaciones al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), situado en el Estado de México, el Gobierno federal ha sugerido mover las operaciones a esa nueva terminal aérea.

“Queda cerrado el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México “Benito Juárez”, para las operaciones de los concesionarios y permisionarios que proporcionan el servicio al público de transporte aéreo nacional e internacional regular y no regular, exclusivo de carga. Quedan exceptuados los concesionarios y permisionarios que presten servicios combinados de pasajeros y de carga, siempre que la carga sea transportada en las mismas aeronaves que los pasajeros”, refiere el escrito.

En el decreto publicado contra reloj, uno de los principales argumentos para este cierre de vuelos de carga que se esgrime es la saturación de operaciones del AICM, sin embargo, estas operaciones solo representan actualmente el 3% del total de vuelos que registra la terminal aérea, el resto son vuelos de pasajeros. Así, las empresas cargueras tendrán como máximo el mes de julio para encontrar nuevas pistas de aterrizaje y despegue.

López Obrador ha defendido este viernes en su conferencia matutina la decisión de cerrar los cielos capitalinos a los vuelos de carga. “¿Qué es lo que estamos buscando?, pues que haya más amplitud en el aeropuerto [capitalino] que está saturado y tenemos esa instalación [el AIFA], buena, moderna, pero nuestros adversarios no dejan de estarse oponiendo a todo lo que estamos haciendo”.

El mandatario llamó durante conferencia al director general del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), Isidoro Pastor, quien aseguró que están listos para recibir los vuelos de carga provenientes del aeropuerto capitalino. El general informó que el aeródromo del Estado de México cuenta con una capacidad para recibir 490.000 toneladas de carga. La empresa DHL será una de las primeras en mudar sus operaciones, de acuerdo con información del Gobierno federal.

La Secretaría de Infraestructuras, Comunicaciones y Transportes estima que cada permisionario deberá desembolsar de 600.000 pesos a un millón de pesos (de 31.719 a 52.866 dólares) por la reubicación de equipo, contratación de personal y los cambios en sus actuales permisos de concesión para operar en otro aeródromo. Empresas como Qatar Airways, Lufthansa Cargo, Cathay Pacific Airways Limited, Estafeta Carga Aérea, Air Canadá, son algunos de los actuales permisionarios de carga en el AICM. La dependencia federal hace hincapié en que la medida se traducirá en beneficios por más de 241,7 millones de pesos (12,7 millones de dólares).

En el portal de la Conamer, las empresas realizaron diversos cometarios al anteproyecto, por ejemplo, Qatar Airways señaló que la decisión de mudar la carga aérea del AICM al AIFA no contempla un análisis integral ni es una solución a la problemática de la terminal capitalina, por lo que solicitó al Gobierno que otorgue subsidios para que la reubicación sea viable. La Comisión Federal de Competencia recomendó apegar la consulta al plazo establecido en la norma de al menos 20 días y no prohibir el servicio de carga en el AICM, en tanto se implementa la iniciativa. Actualmente, el AICM recibe un promedio de 570.000 toneladas de cargada en unos 12.000 vuelos.

En los días en los que se discutía el anteproyecto de decreto, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés) advirtió por escrito que las autoridades primero necesitan cumplir con una serie de elementos aún están pendientes en el Aeropuerto Felipe Ángeles como los almacenes de carga autorizados por la Autoridad de Aviación Civil de México; un sistema aduanero operativo; agentes aduanales suficientes para despachar la carga importada y certificaciones de terceros que son requeridas por los operadores de las terminales, por ejemplo, para carga que se transporta a Europa.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Karina Suárez
Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_