México anuncia una segunda demanda contra los gigantes de las armas en EE UU

Tras el rechazo de un tribunal de Massachusetts, el Gobierno de López Obrador buscará ir a juicio en Arizona

Imagen de archivo de un rifle semiautomático en una tienda de armas de Utah, Estados Unidos.
Imagen de archivo de un rifle semiautomático en una tienda de armas de Utah, Estados Unidos.GEORGE FREY (REUTERS)

México hará un segundo intento por sentar en el banquillo de los acusados a los principales fabricantes de armas de Estados Unidos. Así lo ha adelantado este miércoles el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, en una comparecencia en el Senado. El anuncio se ha producido cinco días después de que se conociera que un juez de Massachusetts rechazó la primera demanda interpuesta por las autoridades mexicanas contra 11 armerías. Un portavoz de la Cancillería ha dicho que está previsto que el nuevo litigio se presente en una corte de Arizona el próximo lunes.

En su primera demanda civil, presentada en agosto de 2021, el país latinoamericano acusó a los productores y distribuidores de armas de emprender “prácticas comerciales, negligentes e ilícitas, que facilitan el tráfico ilegal de armas a México”. El Gobierno mexicano, como demandante, reclama que alrededor de medio millón de armas cruzan la frontera con Estados Unidos de forma ilegal y lanzó la estrategia por el frente diplomático ―en la mesa de negociaciones con Washington― y el legal. Tras meses de deliberación, el juez que llevaba el caso dijo en su fallo que “la corte tiene empatía por los mexicanos”, pero que el tribunal no podía ignorar una polémica ley promovida en 2005 que blinda a la industria de las armas por el mal uso de las mismas, conocida bajo el acrónimo PLCAA (Protection of Lawful Commerce in Arms Act). Entre los demandados estaban Smith & Wesson, el principal fabricante estadounidense, así como marcas mundialmente conocidas como Colt, Barrett y Glock.

Ebrard ha explicado que la segunda demanda se preparó para intentar aprovechar una legislación bipartidista que acaba de entrar en vigor en Estados Unidos, impulsada tras la masacre en la ciudad texana de Uvalde, en la que murieron dos maestras y 19 niños en mayo pasado. Esta nueva ley establece como delito federal el tráfico ilegal de armas y sanciona a prestanombres o a quienes compren armas que vayan a ser utilizadas por grupos criminales. “Vamos a demostrar que en muchos de estos puntos donde se venden estos productos están operando prestanombres y se tiene que empezar a fincar responsabilidades penales”, ha dicho el funcionario mexicano. El secretario ha agregado que es claro que “las empresas saben adónde van esas armas, es imposible que fuera de otra manera”.

Ebrard, el político más visible en la demanda mexicana, ha dicho que todavía se estudia los delitos qué se van a reclamar y la estrategia que se va a seguir. En el primer intento, México intentó llevar las acusaciones a Massachusetts bajo la justificación que muchas de lar armerías demandadas tenían su sede en ese Estado y, sobre todo, para evitar otros circuitos judiciales de inclinación republicana, donde se anticipaba que la defensa a la industria armamentista fuera más férrea. Por eso, una de las principales sorpresas es que se planee recurrir a un tribunal de Arizona, un Estado a priori más conservador. Una fuente cercana al proceso judicial explica a EL PAÍS que en Arizona se detectó un gran número de tiendas que vendían armas sin revisión de antecedentes o en incumplimiento de otros requisitos previstos en la ley, lo que facilita el flujo hacia los grupos del crimen organizado. En ese Estado, señala, estas anomalías son más comunes que en otros.

En la parte diplomática, el titular de Exteriores ha dicho que tratará el tema de las armas en una reunión bilateral sobre seguridad la próxima semana. Además de la nueva demanda, las autoridades mexicanas han confirmado que apelarán el fallo del juez de Massachusetts. “Se va a acudir a otra instancia, se va a apelar, se va a reclamar esta decisión, vamos a continuar con la denuncia”, ha declarado el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en su conferencia de prensa de este miércoles. Está por verse si el último intento de México puede superar el blindaje legal que protege a los principales fabricantes de armas de Estados Unidos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elías Camhaji

Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS