México se estanca en cifras elevadas de homicidios: 28 por cada 100.000 habitantes en 2021

El Instituto Nacional de Estadística informa de 35.625 asesinatos en el país entre enero y diciembre del último año

Peritos forenses realizan el levantamiento de varios cuerpos en el municipio de Fresnillo, Estado de Zacatecas (México), en febrero de 2022.
Peritos forenses realizan el levantamiento de varios cuerpos en el municipio de Fresnillo, Estado de Zacatecas (México), en febrero de 2022.James Romero (EFE)

México registró 35.625 homicidios en 2021, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Geografía (Inegi) publicados este martes, una cifra similar a la de 2020. Aunque la tasa de asesinatos en el país se redujo de 29 a 28 cada 100.000 habitantes en un año, los datos evidencian que México sigue estancado en altos niveles de violencia. La mayoría de esos homicidios se ejecutaron con arma de fuego, según el informe. Los Estados con la incidencia más alta son Zacatecas, Baja California y Colima.

En Zacatecas, en el centro del país, la tasa de homicidios ha pasado en un año de 76 a 109 asesinados cada 100.000 habitantes. El incremento confirma la percepción de los ciudadanos, que colocaron a dos ciudades del Estado, Fresnillo y la capital —que lleva el nombre del Estado—, entre las tres más peligrosas según la visión de sus residentes: en ellas, más del 97% de la población se siente en riesgo. Y se condice también con las noticias que llegan cada semana a la prensa nacional, sobre ejecutados, colgados, quemados, en las calles, en la sierra o frente al Palacio de Gobierno.

Entre los Estados con mayor tasa de asesinatos se ubica también Baja California, con 86 homicidios cada 100.000 habitantes. El Estado fronterizo con Estados Unidos registraba un año antes siete asesinados menos cada 100.000 habitantes. Colima, en la costa del Pacífico, ha bajado su índice de 95 a 82, pero se mantiene aún así entre los más violentos. Le siguen Chihuahua (73) y Guanajuato (70). En el otro extremo, entre los Estados con las cifras más bajas, se encuentran Yucatán (2), Coahuila (5) y Aguascalientes (7).

Si se miran los número absolutos, Guanajuato tiene la cantidad más alta de asesinatos: 4.333 homicidios en 2021. El balance en una de las regiones industriales más importantes del centro del país se redujo, sin embargo, respecto de 2020, cuando se registraron 5.370. Le siguen Baja California, con 3.246 asesinatos entre enero y diciembre del último año; el Estado de México, con 3.114, y Chihuahua, con 2.743.

Estas cifras ubican a México a la par de Brasil, uno de los países que más asesinatos registra en el mundo y que este año, sin embargo, reportó los niveles de homicidios más bajos en 15 años. La reducción en el país sudamericano se ha atribuido a una tregua entre bandas, a “la profesionalización del mercado de drogas” o a un cambio demográfico –aunque el balance anual excluyó las muertes en operaciones policiales–.

En México, en cambio, el Gobierno solo ha conseguido estabilizar las cifras de violencia. Los altos niveles de asesinatos en el país ya eran uno de los problemas más graves de México cuando Andrés Manuel López Obrado, de Morena, asumió el poder a finales de 2018. Pero tres años después, la situación no ha mejorado significativamente. Desde 2019, el número de asesinatos se ha mantenido alrededor de los 35.000.

Pese a eso, el presidente se aferra a su estrategia de seguridad nacional y busca crear un frente común con los gobernadores para pacificar al país. En el último mes, sin embargo, el mandatario ha sido cuestionado por los sucesos de violencia que han ocurrido en todo el territorio, desde Chiapas, donde a finales de junio hombres armados tomaron a balazos un mercado de San Cristóbal de las Casas, hasta Chihuahua, donde dos sacerdotes jesuitas y un guía turístico fueron asesinados en la sierra Tarahumara.

Las cifras anuales que ha comunicado el Inegi son las más completas que presenta el Gobierno, que también difunde mensualmente información del Secretariado Ejecutivo y de la Comisión Nacional de Seguridad. Eso es así porque además de contemplar las carpetas de las fiscalías estatales y los reportes de las fuerzas de seguridad militares y civiles, el Inegi agrega datos de certificados de defunción en el Registro Civil y de los Servicios Médicos Forenses.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS