Multa de 43.000 pesos a los vehículos de Uber o Didi que accedan al aeropuerto de Ciudad de México

La prohibición por parte del Gobierno federal responde a los reclamos de los taxis

Un cartel anuncia multas a los chóferes de taxis de plataformas digitales que aborden pasajeros afuera del AICM, el 26 de junio de 2022.
Un cartel anuncia multas a los chóferes de taxis de plataformas digitales que aborden pasajeros afuera del AICM, el 26 de junio de 2022.Victoria Valtierra (Cuartoscuro)

Los viajeros ya no podrán pedir un Uber o un Didi para llegar o salir del aeropuerto de Ciudad de México. El Gobierno federal ha prohibido la entrada de los vehículos de aplicaciones de transporte a las instalaciones y ha establecido una multa de hasta 43.000 pesos por saltarse la norma. Las plataformas digitales, que han cosechado un éxito importante en el país, se han abierto a negociar una solución con las autoridades. En los últimos meses, los taxis han organizado bloqueos y protestas para reclamar desde una mayor regulación de las plataformas hasta su retirada total.

El viernes saltó la noticia. En un cartel amarillo sobre un muro del aeropuerto de la capital, se leía: “Prohibido prestar servicio o abordaje de pasajeros en taxis de plataforma digital”, como reportó por primera vez la periodista Lourdes Mendoza, de El Financiero. Con la decisión de prohibir la entrada de las aplicaciones de transporte privado al principal aeropuerto del país, las autoridades federales siguen el ejemplo de los aeropuertos de Guadalajara y Monterrey, donde el acceso también está restringido.

A finales de mayo, cientos de taxis paralizaron los alrededores de la Secretaría de Movilidad de la capital y de las dos terminales del aeropuerto para protestar contra la “competencia desleal” de las plataformas. El gremio amenazó con repetir cada quince días si las autoridades no atendían sus peticiones. “Para demandar el piso parejo, para denunciar el que haya omisión de parte de la autoridad para regular el servicio de aplicaciones, seguimos absolutamente en las mismas a más de tres años de esta Administración”, dijo Ignacio Rodríguez, líder del Movimiento Nacional de Transportistas, en conferencia de prensa.

Hasta ahora, el Gobierno de la Ciudad de México se ha resistido a las exigencias más radicales, como la retirada total de las aplicaciones. Tras las protestas de mayo, la Secretaría de Movilidad recordó que las autoridades locales y federales “han escuchado oportunamente” las demandas del gremio durante las reuniones de seguimiento que se realizan de forma bimestral. Además, destacó el apoyo al mejoramiento de la aplicación Mi Taxi, una alternativa pública a las plataformas privadas que, según la dependencia, “genera mejores condiciones de competitividad”.

En 2015, Ciudad de México se convirtió en la primera ciudad en América Latina en regular a Uber. El acuerdo incluyó un pago del 1,5% por cada viaje al Gobierno de la capital, permisos anuales para los conductores y reglas sobre las condiciones de los automóviles. Sin embargo, la regulación ha seguido siendo objeto de debate público. En diciembre pasado, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, planteó revisar la norma tras las quejas de los ciudadanos por el aumento brusco en las tarifas. “No nos parece correcto que eleven los precios, porque afecta directamente al bolsillo de la ciudadanía”, reclamó Sheinbaum.

Frente a la prohibición de entrar al aeropuerto, las principales plataformas han respondido con llamados al diálogo. “En Uber creemos que las y los usuarios de los diferentes aeropuertos, como el AICM, tienen derecho a elegir el tipo de movilidad que más les convenga”, ha declarado la empresa estadounidense en un comunicado. “Se mantiene el diálogo con las autoridades con la intención de permitir la operación de los servicios prestados por los conductores en los aeropuertos del país en estricto apego a la normatividad vigente”, ha dicho la china Didi.

Desde su llegada al país hace alrededor de una década, las aplicaciones de transporte han experimentado un auge significativo. En 2019, fueron el tercer tipo de plataformas digitales más utilizadas por los mexicanos, concentrando el 16% del total de transacciones por internet, según un informe de The Competitive Intelligence Unit. Uber y Didi fueron la novena y la décima aplicación más descargada ese año. A escala nacional, Didi y Uber, en competencia por el dominio del mercado, ya cuentan con más de 350.00 y 200.000 conductores y repartidores, respectivamente.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS