El anzuelo de un empleo y 20 perfiles falsos: tras los pasos del feminicida serial Greek Román

El detenido es investigado por la desaparición y muerte de siete mujeres en Veracruz, Morelos y Puebla. Las Fiscalías indagan vínculos con bandas del narcotráfico y trata de personas

Algunos de los perfiles falsos creados por Greek Román para atraer a posibles víctimas.
Algunos de los perfiles falsos creados por Greek Román para atraer a posibles víctimas.RR. SS.

Miriam Prado García tiene 19 años y es de origen mazateco. Su familia vive del campo en Santa María Chilchotla, Oaxaca. Ella emigró a Córdoba, Veracruz, porque quería entrar a la universidad y trabajar para ayudar a sus padres. A unos 110 kilómetros de ahí, vivía Viridiana Moreno, de 31 años, en el municipio de La Antigua, en el mismo Estado. Era la madre de un pequeño de 10 años; vendía congeladas para poder llegar a fin de mes y buscaba la manera de superarse. Evelin Afiune, de 22 años, estudiaba el octavo semestre de la carrera de ingeniería industrial, en Cuautla, Morelos. Distintas profesiones y puntos geográficos, pero en algún momento coincidieron con el mismo hombre: Greek Román Villalobos, arrestado el pasado 1 de junio por su probable responsabilidad en los feminicidios de Moreno y Afiune así como en la desaparición de más de un año de Miriam y de al menos cuatro mujeres más. La sombra homicida que pesa sobre el presunto victimario que utilizaba más de 20 identidades distintas en redes sociales se extiende en los Estados de Morelos, Puebla, Veracruz y Querétaro, según las primeras pesquisas de las autoridades mexicanas.

”Busco trabajo solo fines de semana (sábado y domingo)”. Ese fue el mensaje que publicó Evelin Afiune el pasado 22 de marzo en un grupo de ofertas laborales en Facebook. Cuatro días más tarde, el cuerpo sin vida de la joven apareció al interior de un canal de agua de riego en Cuautla, Morelos. Sus últimas imágenes con vida la sitúan en un Italian Coffe de la Alameda municipal, el pasado 24 de marzo. En las grabaciones se observa a la joven conversando con un hombre que viste una playera rosa tipo polo. Según los registros, eran poco más de las 13.30 horas. En la mesa del fondo, un hombre tomaba una bebida. Afiune y el hombre abandonaron el lugar y abordaron un taxi rumbo a una barbería localizada a unos 600 metros de distancia, donde supuestamente la chica trabajaría por un salario de unos 1.500 pesos [76 dólares]. Las pesquisas posteriores apuntan a que en ese sitio Afiune fue abusada sexualmente y asesinada. Su cuerpo sin vida sería trasladado en un diablito a un terreno descampado del Estado, horas más tarde, de madrugada.

El fiscal general de Morelos, Uriel Carmona Gándara, explica que tras el cateo que se realizó posteriormente en la barbería se ha verificado que Evelin fue asesinada en ese local comercial que rentaba el ahora detenido. “Lo que tenemos nosotros acreditado científicamente es que [Greek Román] la priva de la vida, y que algunos indicios de los materiales que utilizó para envolver el cuerpo son similares a los que se encontraron en dicho establecimiento. No podemos dar mayores detalles porque se puede afectar el proceso judicial, pero encontramos evidencias físicas que son similares a las del hallazgo del cadáver y tenemos también muestras hemáticas que corresponden al perfil genético de la víctima. Siempre hemos tenido presente, y es materia de la investigación, que exista detrás de estos eventos una red de trata, pero por ahora no lo podemos confirmar, eso es algo que estamos coordinando con las fiscalías vecinas. Lo que tenemos acreditado es que en el caso de Evelin, él actuó en solitario, pero no descartamos la posibilidad de que haya copartícipes y que, incluso, en una coparticipación pudiera haber un cártel o una red de trata”, concluye Carmona.

La identificación del presunto feminicida, de 38 años, supuso un desafío mayor para las fiscalías que encaraban a un hombre con seis alias distintos: Juan Carlos Gasperin Arroyo, Juan Carlos Gasperin Villalobos, Ricardo Dereck Acevedo, Ricardo Crivelli Sousa y Ricardo Villalobos. Seis seudónimos y una veintena de perfiles falsos que el supuesto feminicida creó en redes sociales para contactar a potenciales víctimas. Mariana Sandoval, Ángeles de Amores, Brendita González, Anngy Torres, Alejandra Monse, Juan Pablo Pérez, son algunos de los alias de estos perfiles de Facebook, que en la superficie pasaban inadvertidos, contaban con fotos, miles de amigos y gustos musicales y hobbies , sin embargo, en el fondo, una sola persona estaba detrás: Greek Román Villalobos, su nombre real.

El presunto feminicida Greek Román, después de su captura en Querétaro el 1 de junio de 2022.
El presunto feminicida Greek Román, después de su captura en Querétaro el 1 de junio de 2022.Fiscalía General del Estado de Morelos

Aunque la Fiscalía de Morelos le seguía la pista al presunto feminicida desde marzo pasado, sus múltiples identidades dificultaban su captura. No fue sino hasta la desaparición y posterior muerte de Viridiana Moreno —cuyo rastro se perdió el 18 de mayo en Veracruz—, que los datos sobre este individuo y su modus operandi usando como anzuelo ofertas de empleo, despertó las sospechas de los ministerios públicos de ambos Estados. Pese a ello, Román Villalobos todavía logró huir al municipio de San Juan del Río (Querétaro) donde finalmente fue aprehendido el pasado 1 de junio.

Tras su detención, junto a una mujer, que supuestamente es su pareja, se han revelado más hallazgos sobre la estela de crímenes en los que podría estar vinculado Román Villalobos. Un año antes, a fines de agosto de 2021, dos padres desesperados acudían a la Fiscalía de Córdoba, Veracruz, a presentar denuncia por la repentina desaparición de su hija, Miriam Prado García. La joven, de 19 años, había emigrado nueve meses antes de Santa María Chilchotla, Oaxaca, a la ciudad veracruzana en busca de un trabajo. En Veracruz, ella vivía con unos familiares y trabajaba en una cocina económica. El padre de Miriam, Antonino Carrera, asegura que el hombre que apareció esposado con una playera de franjas rojas en los boletines de prensa, es el mismo que el año pasado comenzó una relación de noviazgo con una prima de Miriam y así logró contactar con su hija y proponerle un empleo en una barbería el año pasado.

De acuerdo con el relato del padre de Miriam, Román Villalobos le ofreció a su hija un trabajo en su barbería y ella aceptó, luego, para celebrarlo las invitó a su domicilio, donde los tres se alojaron. Al día siguiente, cuando la prima de Miriam despertó, Miriam se había esfumado. A partir de entonces, comenzó su viacrucis de la familia ante las Fiscalías para intentar hallar a la joven. Dedicados al campo en Oaxaca y apenas en mínimos para viajar, los padres de la chica han hecho un esfuerzo extraordinario para ir y venir de Oaxaca a Veracruz y exigir a las autoridades más avances en la investigación. “Nosotros somos los que estamos pregunte y pregunte en la Fiscalía, como que se molestan, comprendemos que tienen mucho trabajo, pero queremos también que entiendan nuestra situación, que nos ayuden con Miriam”, señala Carrera.

Cuando la familia Prado García vio en las noticias la detención de Román Villalobos, sus esperanzas por hallar a Miriam se renovaron. “Nosotros sentimos que este hombre la tiene trabajando, porque a Miriam le gusta trabajar, es una niña bien estudiosa, es una persona amable, simple, yo por eso digo, a lo mejor sí la tienen trabajando”, comenta el padre de 56 años. Brígida García, madre de la joven, asegura que su hija sigue viva: “Yo sé que mi hija sigue viva, y que la vamos a encontrar”, dice por teléfono.

La historia se parece mucho a lo que cuenta el primo de Viridiana Moreno, Eduardo Hernández, quien se ha convertido en portavoz de la familia. “Seguimos hasta ahora como antes, no nos han dicho nada, no sabemos más”, reconoce. Hernández añade que aún no tienen los resultados del segundo peritaje independiente que solicitaron al no tener certeza de que los restos que les mostró la Fiscalía de Veracruz correspondían a Viridiana Moreno quien desapareció el 18 de mayo tras acudir a una supuesta cita de trabajo en Cardel, Veracruz.

En un relato detenido y minucioso, Hernández ha contado los pormenores de una búsqueda que su familia, amigos y colectivos emprendieron al día siguiente de que Viridiana desapareciera, la forma en la que encontraron, en el transcurso de dos días de seguir el rastro, los restos humanos que las autoridades aseguran, corresponden a Viridiana, y la repentina emoción y sorpresa que sintieron cuando, en medio de su incertidumbre, el gobernador del Estado, Cuitláhuac García, dijo a la prensa local que Viridiana no estaba desaparecida sino “resguardada”, una declaración que casi nadie comprendió y de la que el gobernante se retractó al día siguiente.

Fuentes de la Fiscalía de Veracruz han confirmado a EL PAÍS la existencia de más denuncias contra Román Villalobos en ese Estado tras su captura por lo que no se descarta que se sumen más testimonios de otras mujeres en los próximos días, solamente en esta entidad.

En los tres casos, el modo en que operaba fue similar: se contactó a través de un perfil falso de Facebook con ellas para ofrecerles un trabajo con sueldos mucho mayores a los que se perciben en los lugares donde ellas residían. La labor implicaba que este presunto feminicida hiciera un seguimiento de sus perfiles para saber exactamente cómo abordarlas y qué condiciones les resultarían a ellas más atractiva la oferta. En el caso de Viridiana Moreno, su familia relata que “salió muy entusiasmada” de casa rumbo a su supuesta entrevista de trabajo, para aplicar a un puesto como recepcionista en el Hotel Bienvenido, en la ciudad Cardel en Veracruz. Sin embargo, tras su desaparición, el hotel se deslindó a través de un comunicado de cualquier oferta laboral de este tipo. Nuna existió dicha propuesta.

Al igual que en el caso de Evelin, las cámaras de vigilancia dan cuenta del encuentro entre Moreno y su supuesto empleador a las afueras del Hotel Bievenenido. Tras la presentación se observa como abordan la motoneta de ella rumbo a una gasolinera. En otro momento, gracias a otras grabaciones de seguridad se percibe que es él quien maneja el vehículo y ella viene atrás, luego, tras unos semáforos se les pierde de vista. Los restos del cuerpo de la joven madre serían hallados en un descampado en los alrededores del pueblo costero de Chachalacas unos días más tarde.

Además de los nombres de Miriam, Viridiana y Evelin, las pesquisas de las autoridades también han cruzado datos con otras supuestas víctimas del mismo detenido. Entre otra probable desaparecida por Román Villalobos figura el nombre de Perla del Villar Cruz, cuyo rastro se perdió en abril de 2011. De acuerdo con la escueta ficha de búsqueda de la Comisión Estatal de Veracruz, la joven de 18 años, tiene 1,65 de estatura, es de complexión mediana y la última vez que se la vio vestía pantalón de mezclilla color blanco y una blusa negra.

Cuatro víctimas del presunto feminicida serial Greek Román Villalobos: Perla del Villar, Miriam Prado, Evelin Afiune y Viridiana Moreno.
Cuatro víctimas del presunto feminicida serial Greek Román Villalobos: Perla del Villar, Miriam Prado, Evelin Afiune y Viridiana Moreno.RR.SS.

Un primer rastro por violación y pederastia

El primer rastro frente a la justicia de Román Villalobos se remonta a una década atrás. En 2012 fue denunciado por violación y pederastia y fue encerrado en el penal de La Toma, en Veracruz. Según información de las autoridades, en ese momento obtuvo un beneficio por una suspensión condicional de un proceso y salió en libertad. Una nota informativa del diario local El buen tono, de 2013, cuenta de esta forma la detención de Greek Román, de apenas 28 años: “Elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) ejecutaron una nueva orden de aprehensión en contra de un sujeto detenido el año pasado, luego de que contactaba jovencitas para ofrecerles empleo y cuando asistían a las entrevistas de trabajo las encerraba para violarlas (…) se trata de Greek Román Villalobos, de 28 años, quien se encuentra preso en el penal de mediana seguridad de La Toma”.

En un país como México, en el que el 95% de los delitos queda en la impunidad, Greek Román salió libre pese a la existencia de varias carpetas y denuncias en su contra por los delitos de violación agravada y pederastia. Ahora se encuentra nuevamente sentado en el banquillo de los acusados para enfrentar los procesos por los feminicidos, hasta el momento, de Viridiana y Evelin.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS