López Obrador se adelanta y anuncia la subida de la tasa de interés por parte del Banco de México

El organismo autónomo vota el séptimo aumento consecutivo ante el empeoramiento de los pronósticos de inflación

El presidente Andrés Manuel López Obrador, este jueves durante su conferencia matutina.
El presidente Andrés Manuel López Obrador, este jueves durante su conferencia matutina.MEXICO PRESIDENCY (Via REUTERS)

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha adelantado esta mañana la decisión del Banco de México de elevar en 50 puntos base la tasa de interés, al 6,5%. La Junta de Gobierno de la institución monetaria tenía planeado hacer el anuncio a las 13.00, momento en que se ha confirmado la subida anunciada previamente por el mandatario. Se trata del séptimo aumento consecutivo, el principal instrumento del que dispone el banco central para tratar de frenar la inflación, cuyos pronósticos para este año se han revisado también al alza. Sin embargo, lo que ha llamado la atención no es el aumento en sí, sino lo insólito de las declaraciones, ya que el banco es un organismo autónomo con independencia frente al Ejecutivo.

López Obrador le ha madrugado al Banco de México. “La decisión de ayer la tomaron en Banxico por unanimidad y respetamos la autonomía. Espero que resuelvan pronto en Estados Unidos, porque tengo información que hay, como en Europa, mucho malestar por el incremento de los precios, cada país tiene su política”, ha dicho durante su conferencia de prensa matutina. “Nosotros vamos a tener una tasa de interés de 6,5%”.

Estas declaraciones rompen con las formas institucionales que rigen las relaciones entre el Gobierno y el Banco de México, cuya autoridad reside en su autonomía respecto al Poder Ejecutivo, y han hecho que vuelvan las dudas sobre el respeto a la independencia de la institución. El nombramiento al frente del banco central de Victoria Rodríguez Ceja, una exsubsecretaria de Hacienda sin experiencia en política monetaria, ya había despertado suspicacias. La nueva gobernadora tuvo que salir a reafirmar su compromiso con la estabilidad de precios y con la autonomía.

La Ley del Banco de México establece que “quienes asistan a las sesiones deberán guardar confidencialidad respecto de los asuntos que se traten en ellas”, salvo autorización de la Junta de Gobierno. Para el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), un centro de análisis económico, el anuncio del presidente constituye “una importante vulneración a la autonomía” y amenaza con restar efectividad a la política monetaria. En la misma línea, la economista Gabriela Siller, de Banco Base, destaca lo sorprendente del anuncio. “Nunca antes se había filtrado una decisión de política monetaria en México y que sea el presidente quien lo haga genera preocupación por la autonomía”, ha apuntado.

Durante una conferencia en la Convención Bancaria que se celebra este jueves en Acapulco, el presidente de la Asociación de Bancos de México Daniel Becker ha declinado especular sobre los dichos del presidente, pero ha asegurado que el grupo siempre se ha pronunciado por tener un banco central autónomo. “No vemos ningún riesgo de que se pierda ninguna autonomía con la nueva gobernadora”, ha dicho, informa Karina Suárez.

El Banco de México ha votado de forma unánime por el aumento de 50 puntos y lo ha justificado a partir del entorno de “acentuada incertidumbre” y del incremento de precios provocado por el “conflicto geopolítico”, en referencia a la guerra en Ucrania. “La Junta de Gobierno evaluó la magnitud y diversidad de los choques que han afectado a la inflación y sus determinantes, así como el riesgo de que se contaminen las expectativas de mediano y largo plazos y la formación de precios”, reza el comunicado. “Con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3% dentro del horizonte de pronóstico”.

Los pronósticos de inflación han empeorado. El banco central espera que se cierre el año con una subida en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) del 5,5% anual, frente al 4% previsto anteriormente, y que la inflación no converja al rango objetivo del 3% hasta el segundo trimestre de 2023. El INPC alcanzó un 7,29% anual en la primera quincena de marzo, ha revelado este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Es un ligero descenso respecto al 7,34% registrado en la segunda mitad de febrero. Por ahora, las continuas subidas en las tasas de interés por parte de la institución monetaria no han logrado acercar el incremento de precios a la meta.

El mercado ya anticipaba un aumento de 50 puntos. La Reserva Federal de EE UU subió la semana pasada la tasa en respuesta a la inflación más alta en 40 años, en la primera decisión de este tipo desde 2018, y espera otras seis subidas a lo largo del año. Ese alza hacía esperar un movimiento similar al otro lado de la frontera para mantener el diferencial entre ambas tasas y evitar una depreciación del peso o posibles salidas de capitales. Por otro lado, el riesgo de seguir a la Fed, han apuntado algunos analistas, puede agravar el estancamiento económico de México. El país latinoamericano creció en 2021 un 5%, insuficiente para compensar la caída de 8,2% de 2020.

A la decisión de la Fed se suma la guerra de Ucrania, que cumple este jueves un mes. Las sanciones contra Rusia y la posibilidad de que estas se extiendan a la industria del gas y del petróleo, de los que ese país es el primer y segundo productor mundial, han disparado los precios. El barril de petróleo llegó a superar los 130 dólares, el mayor precio en más de una década, aunque en los últimos días se ha estabilizado en torno a los 110 dólares. El Gobierno mexicano ha otorgado descuentos en el pago del IEPS sobre las gasolinas para intentar evitar un aumento de precios en las estaciones de servicio, aunque esta decisión amenaza con abrir un agujero en las cuentas públicas. El IMCO estima una pérdida fiscal de entre 119.000 y 205.000 millones de pesos para este año.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS