Grupo Bimbo suspende sus inversiones y venta de productos en Rusia ante la ofensiva en Ucrania

La compañía mexicana operaba desde hace más de cuatro años una panadería en Moscú que emplea a unas 360 personas

Barras de pan se mueven a lo largo de una cinta transportadora en una instalación de Grupo Bimbo .
Barras de pan se mueven a lo largo de una cinta transportadora en una instalación de Grupo Bimbo .Mauricio Palos (Bloomberg)

En plena escalada de la ofensiva rusa en Ucrania, la empresa mexicana Grupo Bimbo ha decidido suspender de manera indefinida las inversiones, publicidad y venta de productos en Rusia. A través de un comunicado a la Bolsa Mexicana de Valores, la compañía, con presencia en una treintena de países, ha informado este lunes de que debido a la situación internacional y en línea con sus valores corporativos ha tomado esa decisión. “En 2021, Rusia representó menos del 0,5% de las ventas netas de la compañía. Grupo Bimbo opera una panadería en Moscú, la cual emplea a 362 personas. Nuestra prioridad es el bienestar de nuestros colaboradores y por eso seguirán recibiendo apoyo de la empresa en este contexto tan difícil. Seguiremos monitoreando y evaluando la situación conforme las circunstancias evolucionen”, refirió la empresa por escrito.

Desde el pasado 27 de febrero, Grupo Bimbo ya había anunciado la suspensión por cuatro días de sus operaciones en su planta de Ucrania, ubicada en Dnipro; ello, esto para salvaguardar la integridad física de sus casi 150 colaboradores. “Para Grupo Bimbo, la mayor prioridad es la seguridad de cada uno de sus colaboradores en todas las operaciones que se tienen en el mundo, por lo que se realizará todo lo que esté al alcance de la compañía para apoyar a los equipos de la panadería en Ucrania”, dijo la empresa el mes pasado.

Roberto Solano, analista de Grupo Monex, pronostica que la suspensión de operaciones en Rusia tendrá un efecto neutral en la emisora. “Nuestra atención sigue en los efectos de importantes alzas de los commodities. Es bueno destacar que la emisora ha sido de las más atractivas durante el reciente 2021, y que sus resultados han mostrado una importante resiliencia ante los efectos de la pandemia”, refiere Solano por escrito. La escalada en los precios de las materias primas persiste como un riesgo que las empresas para esquivar impactos graves en sus cadenas de suministro.

El conflicto en territorio ucranio ha cortado de tajo la presencia de la empresa mexicana tanto en Rusia como en Ucrania y que databa desde octubre de 2017, fecha en la que la empresa compró a la firma East Balt Bakeries por 650 millones de dólares. Con esta compra, la compañía amarró su arribo a ocho nuevos países, entre ellos, los territorios ahora en pugna. En ese momento, Daniel Servitje, presidente del Consejo de Administración de Bimbo, afirmaba que la adquisición estaba alineada a su estrategia para expandir su liderazgo global y llegar a más consumidores. Grupo Bimbo, una de las empresas líderes de la panificación, opera en una treintena de países fuera de México, incluyendo Estados Unidos, Canadá, Francia, España y gran parte de América Latina. Su portafolio de productos abarca desde productos de panadería y botanas. Actualmente, opera unas 200 panaderías con una extensa red de distribución.

Al igual que Grupo Bimbo, otras empresas mexicanas han decidido suspender operaciones en los territorios en conflicto. Gruma, la productora de harina de maíz nixtamalizado, tortillas y wraps, suspendió actividades en su planta de Cherkassy, Ucrania, desde el pasado 24 de febrero, ante el cierre del puerto de Odesa, por el cual mueve sus productos hacia otros países. La división de Gruma en Ucrania representa el 8% de las ventas en Europa y 0,6% de las ventas en el mundo.

Días después, el 3 de marzo, la autopartera mexicana Nemak anunció también que dejaba de operar en Rusia. Por escrito, la firma informo de que las operaciones de su factoría rusa solo representan el 1% de los más de 3.798 millones de ingresos a nivel global en 2021. Nemak realizó un donativo de 100.000 euros a la Cruz Roja Internacional en apoyo a las acciones de asistencia humanitaria a los refugiados por el conflicto en la región. La empresa ha descartado que ante el conflicto ruso vayan a tener un problema de abasto en el aluminio, materia esencial para sus productos.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS