Las claves de la tercera y última temporada de ‘Luis Miguel: la serie’

Netflix libera los últimos seis capítulos sobre la vida del cantante donde se revelan algunos de sus momentos más críticos

Fotograma de la tercera temporada de 'Luis Miguel: la serie'
Fotograma de la tercera temporada de 'Luis Miguel: la serie'Camila Jurado/NETFLIX

Luis Miguel: la serie llega a su fin. La tercera y última entrega de la serie de Netflix aborda la época más oscura de la vida del cantante, cuando se enfrentó a problemas financieros y una crisis profesional que casi termina con más de tres décadas de trayectoria. Aquí un repaso de algunos de los pasajes que se abordarán a lo largo de seis capítulos, en los que, al igual que en las anteriores temporadas, se juega con dos líneas temporales: la primera, a mediados de los noventa, justo después de participar en el concierto por el 80 aniversario de Frank Sinatra —el intérprete fue el único artista latinoamericano invitado a la gala— y la segunda en 2017, año en que un Luis Miguel cada vez más irritado, ojeroso y con sobrepeso debe lidiar con deudas, demandas por plagios, conciertos cancelados y fallidas presentaciones en ferias y palenques de México.

Los altibajos de su romance con Mariah Carey

Aunque el noviazgo entre el astro mexicano y la diva de EE UU surgió en las montañas gélidas de Aspen, fue una de las relaciones más intensas de El Sol. La relación comenzó a mediados de la década de los noventa. Aunque en un inicio la intérprete de All I want for Christmas is you se mostró distante, Luis Miguel fue ganando su aprecio a punta de veladas en exclusivos restaurantes y costosos regalos como un exclusivo piano rojo que envió a su mansión en Los Ángeles. La colisión de las celebridades llevó incluso a plantear un dueto, pero las diferencias de la pareja frustraron el proyecto. En su momento fue una de las relaciones más publicitadas por las revistas del corazón, sin embargo, las complicadas agendas de ambos y los numerosos rumores de infidelidades y romances fugaces terminaron por poner punto final a su romance en 2001.

El distanciamiento con su hermano Sergio Basteri

Otro de los episodios explorados en esta versión autorizada por el propio cantante es la alejada relación que tiene con su hermano 14 años menor, Sergio. El menor de la familia Gallego Basteri ha vivido alejado de los reflectores. Tras la muerte de Luis Rey y tras pasar una temporada con sus familiares en España, el cantante se hizo cargo de Sergio dejándolo al cuidado de uno de sus más allegados colaboradores, el doctor Octavio Foncerrada, médico de la familia. Aunque El Sol se hizo cargo de sus gastos de manutención y escuela la serie da cuenta de la casi inexistente comunicación entre ellos ante las recurrentes ausencias de Micky. En esta tercera temporada, la serie brinda algunas pinceladas de este alejamiento y de cómo su relación se volvió cada vez más complicada a medida que el más pequeño de los hermanos Gallego Basteri se acercaba a la mayoría de edad mientras un cada vez más irritado Luis Miguel comenzaba a cuestionar los gastos y el comportamiento distante de su hermano.

La demanda de su exrepresentante William Brockhaus y su debacle financiera

En 2016, Luis Miguel se vio obligado a pisar los tribunales de California, Estados Unidos, luego de perder una demanda contra su exrepresentante William Brockhaus por incumplimiento de su contrato y por el pago del 10% de las ganancias de las presentaciones del cantante de todo un año. Quien fue amigo del cantante antes de ser su mánager le exigió el pago de más de un 1,4 millones de dólares como indemnización. La serie de Netflix da cuenta de que el intérprete desatendió tanto sus asuntos legales como su carrera mientras pasaba por una de sus peores rachas a nivel personal en su casa en Beverly Hills.

En esa época, la prensa internacional publicó numerosos artículos sobre el “ocaso de El Sol”. Agobiado por las múltiples deudas y demandas millonarias por conciertos cancelados el artista, que en apenas décadas antes realizaba una docena de conciertos consecutivos en el Auditorio Nacional de Ciudad de México con lleno total y presentaciones en el Caesars Palace de Las Vegas, tuvo que aceptar las presentaciones en las ferias y palenques para escapar de la bancarrota. Sin embargo, estas presentaciones locales, en Estados como Aguascalientes, Jalisco o Veracruz no siempre resultaron bien: en más de una ocasión, el público se quejó por la actuación de un Luis Miguel en evidente estado de ebriedad, con un repertorio limitado y que prefería hacer cantar a los asistentes antes de entonar él sus canciones.

Miguel Alemán Magnani, amigo y productor de su serie

El empresario mexicano Miguel Alemán Magnani jugará un importante rol en esta última temporada. La amistad entre el nieto del expresidente mexicano Miguel Alemán Valdés y el intérprete de Cómo es posible que a mi lado se fraguó en las noches de discotecas en Acapulco y prosiguió a través de las décadas, sin embargo, es en la etapa adulta del cantante que se le ve como uno de los pocos amigos a su lado. El expresidente de Interjet, actualmente en busca y captura por defraudación fiscal, es retratado en la serie de como una pieza fundamental para el reflotamiento del cantante en plena crisis financiera y uno de los artífices del proyecto con Netflix.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Karina Suárez

Es corresponsal de EL PAÍS en América, principalmente en temas de economía y sociedad. Antes trabajó en Grupo Reforma. Es licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS